Un extraño caso tuvo lugar en las últimas horas en Chimbas. Todo comenzó anoche, cerca de las 0.30, cuando dos mujeres jóvenes de 20 y 16 años entraron a robar a una vivienda ubicada en el Barrio Villa Paula.

Las ladronas atravesaron un alambrado y, una vez que lograron acceder al fondo de la casa, barretearon la puerta de madera de ingreso rompiendo la cerradura, pudieron entrar al interior de la vivienda, que según la víctima está deshabitada porque se encuentra en reparación.

Una vez adentro, las chicas sustrajeron una garrafa de 10 kg y un anafe, objetos que se llevaron otros sujetos que también participaron en el ilícito.

Las jóvenes, lejos de huir -como todo ladrón- después del robo, advirtieron que la casa estaba deshabitada y se quedaron en el lugar con claras intenciones de usurparla, dijeron fuentes policiales.

Allí las dos pasaron la noche. Además, la joven de 20 años se dio el lujo de llevar al lugar a su pequeña hijita de 3 años.

Sin embargo, su plan fue frustrado en horas de la mañana de este viernes cuando los vecinos advirtieron la situación y llamaron a la Policía. Personal del Comando Radioeléctrico y de la Comisaria 17° concurrieron al lugar del hecho y entrevistaron a las usurpadoras, quienes se encontraban atrincheradas en la casa con la pequeña nena.

Luego de un tiempo de mediar, las jóvenes fueron aprehendidas y trasladadas a la comisaria. La de 20 años fue identificada como Natalia Barrera. La menor de 16 años quedó disposición del Juez de Menores.

Por su parte, se dio intervención a la Dirección de Niñez y Adolescencia a fin de que se practiquen las medidas protectorias de rigor respecto de la nena hija de Barrera.