Después de una serie de allanamientos, la Policía logró recuperar dos piletas de lona que habían sido robadas hace 4 días de patios de diferentes viviendas. Lo llamativo es que, debieron vaciarlas para llevárselas y cuando los efectivos las encontraron ya habían sido rearmadas y estaban llenas de agua. De hecho, en una había gente bañándose.

 

Según comentaron desde la Brigada Este, que llevó a cabo el operativo, una de las piletas había sido robada del barrio José Castro 5 y la otra del barrio Industrial. Mientras que ambas fueron halladas en distintas viviendas de la villa ubicada sobre calle Corrientes, en el mismo departamento.

 

En uno de los casos, la familia que la tenía aseguró que la compró de buena fe, por $1.500. En el otro, descubrieron que quien la tenía la había robado, por lo que quedó detenido. Se trata de un hombre de apellido Páez, que ya había estado detenido por robo.

 

Sumado a eso, la Policía encontró una hidrolavadora y otras herramientas que también habían sido denunciadas como robadas.