El plantel de San Lorenzo de Almagro se instaló hoy Río de Janeiro para enfrentar el miércoles a Flamengo de Brasil, en su debut en el Grupo 4 de la Copa Libertadores de América 2017.

 

‘Teníamos muchas ganas de arrancar. No tuvimos suerte de arrancar el torneo (local) para tener partidos oficiales en las piernas, pero ya no hay excusas y hay que pensar en este partido importante‘, manifestó el volante Rubén Botta, quien agregó que Flamengo tiene ‘toda la presión de ganar‘ en el encuentro que se jugará en el estadio Maracaná, a las 21.45, y que será dirigido por el uruguayo Andrés Cunha.  

 

Luego, Botta afirmó: ‘Ellos (por Flamengo) tienen toda la presión de ganar. Nosotros sabemos que si hacemos las cosas bien podemos traer un buen resultado‘.   Antes de partir hacia Brasil, el plantel realizó trabajos en el gimnasio y ejercicios tácticos y de pelota parada en la cancha auxiliar del Nuevo Gasómetro.

 

‘No tuvimos suerte de arrancar el torneo para tener partidos oficiales en las piernas‘, lamentó Botta, quien consideró que ‘no hay que pensar en que no se inició el torneo‘, sino ‘en traer un buen resultado‘.

 

'En los amistosos no se juega de la misma manera, pero cuando es por los puntos las cosas cambian. Por los puntos se va a ver otro equipo‘, advirtió el ex mediocampista de Tigre, uno de los refuerzos que sumó el equipo del uruguayo Diego Aguirre en este receso.  

 

Además de Botta, los jugadores que viajaron a Brasil fueron: Sebastián Torrico, Nicolás Navarro, Marcos Angeleri, Fabricio Coloccini, Mathías Corujo, Matías Caruzzo, Paulo Díaz, Lautaro Montoya, Franco Mussis, Fernando Belluschi, Néstor Ortigoza, Juan Mercier, Bautista Merlini, Robert Piris Da Motta, Nicolás Blandi, Ezequiel Cerutti, Gonzalo Bergessio y Ezequiel Avila.  

 

Mañana, el plantel azulgrana realizará el reconocimiento del campo de juego del Maracaná y Aguirre dará una conferencia de prensa.