Las autoridades chilenas endurecieron los controles, normas y sanciones para los conductores y la nueva reglamentación incluye a quienes viajan desde Argentina. En ese contexto, comenzaron a aplicar multas de hasta 12.000 pesos a quienes no tengan la Revisión Técnica Obligatoria (RTO) al día o no lleven a sus niños en butacas especiales, que ahora se exigen hasta los 9 años.

 

La medida se da en medio del furor de los consumidores Argentinos que cruzan a Chile atraídos por la posibilidad de comprar múltiples elementos a un menor costo. Al respecto, carabineros de la Aduana chilena correspondiente que exigen en el vecino país exigen la misma documentación que requieren las autoridades argentinas a los vehículos particulares: carnet de conducir, seguro con cobertura internacional al día, RTO, tarjeta verde o azul.

 

“Si no tiene seguro, el vehículo es secuestrado. Tienen que presentar un documento donde esté visible la vigencia del seguro con cobertura aquí”, precisó el suboficial José Brevis Herrera.

 

A su vez, adelantó que comenzarán a secuestrar los vehículos que no cuenten con la RTO. “Si llegan a la Aduana chilena y no la tienen al día, se les indica que regresen a su país”, comentó.

 

Por otro lado, precisó que entra en vigencia la modificación de una ley nacional de menores de edad, por lo cual los chicos de hasta 9 años deberán ser transportados con butacas especiales para niños. En ese sentido, aseguró que no se especifican modelos determinados pero sí que su uso es obligatorio y sólo podrán viajar en el asiento delantero los mayores de 12 años.

 

La multa por no llevar a los niños en una butaca especial asciende a los 2.000 pesos. Para poder regresar al país, el conductor sancionado deberá primero saldar la deuda.

 

Fuente: Diario Río Negro.