Luego de cinco días de búsqueda, aparecieron Brenda (15) y Gustavo (14) Carrizo. Los hermanos estaban con su madre, Amelia Elena Vasquez, en una vivienda de Chimbas. Según dijeron ante la Justicia, le pidieron contención a ella argumentando que su “papá los maltrata”.

 

Fuentes cercanas al caso, comentaron que el domingo los menores llamaron a su madre, quien vive en La Rioja, para pedirle que los venga a buscar.

 

Los chicos se reunieron con la mujer quien viajó a San Juan y se quedaron en casa de un familiar de ella, en la Villa Unión, en Chimbas. Ayer, la mujer se presentó ante la Justicia para avisar que los menores estaban con ella y denunciar supuestos maltratos por parte del padre.

 

 

Ariel Carrizo, padre de Brenda y Gustavo, comentó a DIARIO DE CUYO que la situación le parece "extraña". "Son cosas que no tienen sentido. Es raro porque estábamos bien y de la nada no quieren verme y hacen la denuncia", dijo. 

 

Carrizo agregó que mañana (por este viernes) se presentará en el Juzgado para saber qué van a disponer. También manifestó que Vasquez a los dos años abandonó a los niños y al dejarlos "el Juzgado se iba a hacer cargo o yo, y se criaron conmigo".

 

El padre de los menores denunció que la mujer los llevaba a lugares donde corrían riesgos y que mientras han vivido con él durante 10 años, "nunca han tenido problemas".

 

Carrizo declaró que no lo dejan ver a sus hijos y que "ahora están en un albergue" y dijo que"llamé al 102 para saber si podía llevarles algo fresco y algo de comer y me respondieron que no".

 

"Me parece algo raro. Los niños son buenas personas, son chicos todavía", finalizó, refiriéndose a la denuncia de supuestos maltratos.