El temporal de nieve y viento  azota hace días la cordillera y  el frío se hace sentir con fuerza.


Esta mañana los trabajadores amanecieron con una sensación térmica, registrada en algunos celulares, de  23 grados bajo cero.

 

Hasta la madrugada de hoy el SMN mantenía vigente  un alerta por nevadas intensas en la Cordillera, pero en las últimas horas  las condiciones empezaron a mejorar.