Legendarias. Las rejas fueron colocadas alrededor del Estadio Abierto para darle más seguridad a los chicos que iban al predio a realizar gimnasia.

 

A punto de llamar a licitación para la realización del proyecto de ampliación del Parque de Mayo y la construcción del Museo de la Historia Urbana, salió a la luz que las históricas rejas que rodean el Estadio Abierto y que serán retiradas por las obras, serán reutilizadas. Se trata de piezas de herrería históricas. Si bien todavía no saben a dónde irán a parar, lo cierto es que la idea es que se preserven y queden expuestas en un sitio público. Esto es lo que aseguró Jorge Deiana, al frente de Obras Públicas de la provincia.

"Hay varios candidatos. Son una joya histórica que no dejaremos que se traspapelen. Si bien en el Parque no serán útiles porque este tendrá un concepto abierto, seguramente hay muchos sitios en los que serán bien utilizadas", dijo Deiana. También aseguró que es posible que, cuando comiencen la obra de remodelación del parque, dejen a modo de monumento histórico un pedazo de reja tal como lo harán con el velódromo. Se trata de aproximadamente 40 tramos de reja de 11 metros cada uno que sirvieron durante décadas como cierre del velódromo. Están colocadas por las calles Urquiza, 25 de Mayo y rodean el frente de lo que hasta hace poco fue el Boletín Oficial.

Según explicó Deiana, está por salir la licitación para el proyecto de la construcción del Museo de la Historia Urbana, que formará parte del pulmón verde.


Portones del Parque

En 1916 se puso en el Parque de Mayo un portón para entrada de carruajes y dos puertas para el ingreso de la gente a pié. Entre las remodelaciones que tuvo el lugar estos portones desaparecieron y nunca más se supo de ellos.


Rejas de la Normal


La escuela que está frente a la plaza Laprida ya no tiene las rejas originales. Hay versiones que indican que están en una finca de 9 de Julio y que las llevaron después de ocurrido el terremoto de 1944. Luego las reemplazaron.