En la mañana de este lunes, una familia de Pocito se llevó un gran susto luego de que un bebé cayera a una piscina, pero la situación no pasó a mayores porque policías lograron salvarlo.

Según informaron fuentes policiales, el hecho se produjo en una vivienda ubicada en Mendoza entre Independencia y Mariano Moreno, en Villa Nacusi. Allí, por causas que aún se desconocen, el pequeño de un año y medio cayó a la pileta y su familia dio aviso a la policía.

Los uniformados de la Unidad Operativa Pocito se hicieron presentes, le practicaron RCP (Reanimación cardiopulmonar) y el nene logró expulsar el agua que había ingerido.

De todas maneras, el bebé fue trasladado hasta el Hospital Rawson para ser sometido a los chequeos correspondientes.