Fotos Gentileza: Germán Recabarren

Sin lugar a dudas que no hace falta irse tan lejos para pasarla bien durante las Fiestas de Fin de Año, un fin de semana largo o una escapada de más días. Ni hablar si el lugar tiene piscina, juegos, buen ambiente y está rodeado de un bello paisaje a pocos kilómetros de casa. Esta linda elección tiene cada vez más adeptos en San Juan que deciden alquilar una casa o cabaña en los departamentos cercanos a la Capital como Zonda, Pocito, Albardón y Rivadavia, que se han convertido en los más elegidos. Los precios por día oscilan entre los 1.600 pesos a los 3.000 pesos para cinco personas aproximadamente. Todo varía en función de los servicios. Mientras que el promedio de estancia es de 3 a 6 días.


Las razones por las cuales, este tipo de alquiler está en boga es por la cercanía, por querer pasar un fin de semana lejos del ruido y las preocupaciones pero cerca en kilómetros. Otro motivo es descubrir la provincia y sus paisajes, además de aquellos que vienen de afuera a visitar familiares pero no quieren molestar en sus viviendas. Así gozan de vacaciones y hasta pueden invitar a los parientes a la piscina, a comer o tomar algo.


Zonda es el que está a la cabeza de los preferidos. Tanto que a la fecha muchas casas de alquiler tienen cubierto el cupo para todo el verano, aunque siempre hay algunos disponibles, sólo se trata de consultar.


Germán Recabarren es propietario de "El Destino, Casa de Campo", ubicada en Sierras Azules, Zonda, una de las zonas más buscadas. "La alquilo todo el año a gente de San Juan y muchos turistas de Buenos Aires y el Sur Argentino que vienen en cualquier época. Mi caso es particular ya que además de alquilar en forma personal también publico en Booking y Alquileres Argentinos por internet. Ya está completa para las fiestas y gran parte del verano", dice Germán.


El Destino tiene 3 habitaciones y una capacidad para 10 personas, pero además de contar con todos los servicios cuenta con mantenimiento privado que le permite ofrecer un parque de primer nivel, además de tener una piscina de grandes dimensiones.

 


"Es muy importante el crecimiento que ha tenido San Juan en este sentido, por lo que decidí empezar a construir 4 cabañas que ya están avanzadas al lado de esta casa", cuenta el dueño de "El destino".


María Elena Burgoa, propietaria de Los Teros, dos casas ubicadas en Sierras Azules, cuenta con gran experiencia en el alquiler de estas dos propiedades que "hasta hace un tiempo la gente alquilaba por varios días incluso un mes, pero ahora lo hace por tres o cuatro días. En ese sentido ha bajado mucho. Incluso antes cubríamos el año por anticipado y ahora no".


En cada casa hay lugar para 5 personas y cuenta con todas las comodidades que alguien necesita para pasarla bien. Sobre todo para muchos sanjuaninos que apuestan por tomarse días de descanso a pocos kilómetros de su casa.


Lógicamente que para estas fiestas ya está todo cubierto y quedan algunas fechas para el verano.
Marquesado, localidad de Rivadavia, más cercana aún a la Capital también tiene opciones debido a la demanda de la gente. Tal es el caso de Cabañas Víctor Victoria por calle Libertador antes de llegar al Jardín de los Poetas.


Gabriel Segura es el dueño de tres unidades a las que no les falta ni un sólo detalle. "Están reservadas para las fiestas hace mucho tiempo. Las tres cabañas tienen una capacidad total para 22 personas y cuentan con dos piletas grandes, juegos para chicos, incluso una cama elástica, televisión satelital, wi fi, y todo lo necesario para pasarla muy bien y divertirse", indica Gabriel.


Una de las características de estas cabañas es que es alquilada, muchas veces, por dos o tres familias o grupos de amigos que comparten los días de estadía.


En este caso aún queda disponibilidad para el verano.

 


Albardón y Pocito


En Albardón, exactamente en Calle Arenales y Blanco, rodeada de un entorno natural privilegiado, se encuentra el complejo de 4 cabañas "El Moscatel". En cada una de ellas pueden hospedarse hasta 6 personas, cuentan con televisión satelital, dos piscinas grandes, parrillero - incluso con servicio-, espacios verdes, entre otros. "Acá llegan familias de Buenos Aires, La Plata y de San Juan. Por ejemplo gente de Iglesia, Calingasta, inclusive de Capital porque están cerca pero en un lugar diferente y saben que en poco tiempo vuelven a sus hogares. En promedio se hospedan entre 4 y 5 días, además atendemos en forma personal con mi esposa Valeria Moretta, y eso la gente lo valora mucho. Nosotros vivimos al lado de las cabañas", cuenta Alberto Baca quien desde hace tres años apostó por este emprendimiento.


Parece que el hecho de no tener que manejar demasiado es un gran atractivo para pasar unos días y recién volver a la rutina.


Otro caso es Pocito que también ofrece alternativas para este segmento de turistas. Carina Cañardo es propietaria de una casa quinta en ese departamento en Calle 6 a 300 metros de Chacabuco (ex Costa Canal).


La temporada fuerte es desde mediados de septiembre hasta marzo o luego de Semana Santa, aunque todo el año tiene adeptos para pasar algunos días con todas las comodidades; piscina, parrilla, horno chileno, habitaciones con aire acondicionado y todas las comodidades. La gran casa puede albergar hasta 6 personas, incluso también la contratan para eventos.


"Las reservas para las Fiestas de Fin de Año las hacen con mucha anticipación, desde agosto ya está alquilada. Afortunadamente funciona muy bien con gente de San Juan o quienes vienen a ver familiares y quieren estar cerca pero solos y cómodos. Además tienen espacio para invitarlos a su casa", explica Carina, quien cuenta que el mantenimiento es permanente para ofrecer un servicio de primera calidad.


El promedio de pernoctación en este caso es de tres días aproximadamente porque la gran mayoría son sanjuaninos, pero se amplía cuando los turistas llegan de Buenos Aires, Mendoza o Córdoba.


Una propuesta que hasta hace algunos años era de un grupo de osados mientras que ahora son cientos los sanjuaninos que buscan un lugar bonito, en contacto con la naturaleza y cerca de casa.