En cinco meses los departamentos de Valle Fértil, Iglesia, Jáchal y Calingasta, todos ellos de perfil minero en su producción, serán los primeros en contar con su Plan Estratégico de Desarrollo Local (PEDL), en el marco del Plan Estratégico Provincial San Juan 2030. Estos departamentos integran el primer grupo de  los diecinueve que conforman la provincia por ser los que eventualmente estarán impactados por la traza del Corredor Bioceánico.

 

En este sentido y en forma simultánea en los cuatro departamentos, recientemente se realizaron foros de participación ciudadana que permitieron la toma de información de más de 400 participantes entre los cuatro municipios. Fue una convocatoria abierta a cada comunidad (vecinos, fuerzas vivas, representantes de las mineras y todo el que quisiera participar) que aseguró a los equipos técnicos la obtención de más de mil aportaciones que surgieron en las mesas de trabajo.  “Se trata de una mirada desde el desarrollo local en la que buscamos la participación ciudadana, que la gente se apropie de sus necesidades para buscar soluciones. En estos departamentos que son mineros todos, se vio reflejada la necesidad de una integración entre minería, agro y turismo, el equilibrio entre todos y que desde cada espacio económico se puedan potenciar siempre respetando al medio ambiente”, explicó Graciela Martín de Roca, presidenta del Consejo para la Planificación Estratégica de San Juan (CoPESJ) .

 

Según la profesional, inicia ahora un trabajo interno de los equipos técnicos que consistirá en el análisis de la información y lo que determinará la presentación del plan estratégico previsto para septiembre (ver Las Etapas). “Es un trabajo que será con la interacción de cada municipio y de quienes realizaron los aportes que los tenemos identificados con nombre y apellido. Será el momento de proyectar acciones estratégicas en función de las inquietudes presentadas por la comunidad y el modelo de desarrollo que quieren”, agregó Graciela.

 

En este contexto resultan interesantes los aportes efectuados desde las empresas mineras y los mineros. Mina Gualcamayo (Jáchal) expresó su interés de concretar el tendido de gas natural en San José a partir del fondo fiduciario. Desde mina Casposo (Calingasta) la propuesta tuvo que ver con una peletizadora de alfalfa (prensa la alfalfa a modo de alimento para perros pero de pasto), fábrica de copelas y crisoles y feed lot vacuno (lotes de engorde vacuno). En Valle Fértil, por su parte, productores de cuarzo expresaron su interés en la tecnificación de la minería artesanal para el impulso de la minería no metalífera como eje económico del lugar.

 

Los Planes Estratégicos surgen en el marco del Plan Estratégico Provincial San Juan 2030 y el convenio de colaboración entre  la Unión Iberoamericana de Municipalistas (UIM) y el Gobierno de San Juan, suscripto en España en septiembre de 2016.  Los PEDL son concebidos como una herramienta destinada a la creación de las condiciones idóneas para el desarrollo socioeconómico de los departamentos, sentando bases para la cohesión social y territorial con el fin de potenciar la economía local y la consecuente generación de empleos.

 

Las etapas

 

Los PEDL implican diferentes etapas conexas entre sí porque “la ciudadanía tiene que ser un sujeto activo en la transformación de su propio territorio y el resultado final de la planificación dependerá de que tanto se involucre”, explicó Fernando Guerrero, miembro de los equipos técnicos del CoPESJ. Según la fuente, cinco son las etapas de este proceso que culminará en septiembre:

 

1) Información documental y reuniones con los principales actores y referentes de la comunidad.

2) Trabajo colectivo y participativo mediante foros con los miembros de la comunidad  para definir lineamientos estratégicos.

3) Análisis de la información para determinar las acciones y definición del modelo de departamento que se quiere (etapa actual).

4) Selección de los proyectos concretos y busca del financiamiento.

5) Aplicación, seguimiento y control de los proyectos.