Flores tejidas, bordados, muchos colores perfectamente contrapuestos, materiales sustentables, todo eso y mucho más en diferentes obras que tienen otro elemento en común: el diseño. Quien ve una vez un trabajo de Pía Lambrechts, podrá identificar otro de inmediato. Tienen ese sello que da identidad y es la clave para posicionarse en el mundo de lo exclusivo.


Así lo pensó esta sanjuanina que en 2010 y cuando aún vivía en Buenos Aires (hace 3 años regresó a la provincia), decidió emprender una actividad que tuviera como radio de acción su casa para poder estar cerca de sus 5 hijos. "En mi familia toda la vida hicimos desde muñecos artesanales hasta los uniformes para la escuela, así es que le busqué la vuelta siempre pensando que quería hacer cosas con materiales reciclables. Por otro lado a mi me encanta el uso de los colores porque dan alegría. Así empecé, con cosas chiquitas y de repente me encontré haciendo collares más grandes con mucho detalle. Los subí a las redes sociales y los vieron los organizadores de la feria "Puro Diseño" que se hace en la Rural, donde uno de los jurados era el diseñador Benito Fernández, a quien le encantó lo que hacía y hasta me pidió aros para sus desfiles", relata Pía.

 

 

 

 

El año 2012, sin duda, marcó un antes y un después para quien decidió ser una artesana de la moda, con sus collares, aros, pulseras, tobilleras, lazos para la cintura, a lo que luego agregó bolsos, almohadones, elementos para colgar en la puerta, mantitas para cubrir sillas y mesas y todo aquello que vaya surgiendo de su creatividad.

>

 

 

 


Las redes, además de esa feria en la que los participantes son exhaustivamente seleccionados por su calidad artesanal, marcaron un rumbo en su actividad. Pronto llegaron pedidos -sobre todo de collares-, de Francia, España, Chile donde ya hay más de 600 obras suyas en manos de coquetas mujeres que quieren darle un toque diferente a su look.


"Para mi fue una sorpresa porque me contactó gente de Rusia, de Japón, para comprarme cosas. Es insólito realmente. Todos demandan artículos artesanales y con material reciclable. En ese momento también usó mis collares Jimena Monteverde en el programa el Show de la Tarde", comenta.


Sus obras tienen tanto nivel de detalle que algunas requieren 15 días de trabajo. Tal es el caso de los collares que llevan flores tejidas de diferentes tamaños, bordados con hilos de colores que se asemejan a estilos peruanos, rusos o con características étnicas.

 


"La verdad es que demandan mucho trabajo, desde pensar en lo que uno quiere lograr hasta cortar la totora que es lo más sencillo. Trabajo con géneros, hilos, lana y nunca hago uno igual a otro. Voy poniendo lo que voy sintiendo. Empiezo de una manera y a veces está avanzado y decido cambiarlo por otra", dice Pía, quien posee la habilidad de saber coser, tejer, bordar y hasta manejar las pinzas para lograr engarzar cada pieza. Todo aprendido a fuerza de talento y voluntad.

 


Entre los últimos trabajos se destacan las escarapelas de cristalitos que ideó hace unos años, pero recién en 2017 puso en marcha junto con cuatro de sus hijos ya que se trata de un trabajo totalmente artesanal y delicado.
 

Contacto
FB: Pía Lambrechts diseño

(Fotos: Marcos Urisa)