Una empresa Argentina de fabricación de muñecos con apariencia real, presentará el próximo Martes a Oli, el primer muñeco con Síndrome de Down. 


El bebé fue desarrollado por la institución “Casita de muñecas” con el objetivo de concientizar sobre la diversidad y como parte de una nueva tendencia en la industria del juguete, cuyas propuestas generen inclusión y escapen a los estereotipos.


Uno de los dueños de la empresa, Federico Galanterni, contó cómo surgió la iniciativa: “Una persona se nos acercó y nos contó que, hablando con una nena con Síndrome de Down, le preguntó si le gustaban las muñecas. La nena le respondió que no porque no hay ninguna que se parezca a ella“.


Y agregó: “Cuando escuchamos eso se nos puso la piel de gallina, y sentimos que teníamos que hacer algo para ayudar a esta nena y otros nenes más que seguramente estén pasando por lo mismo”.


Además, Galanterni comentó que el objetivo principal del muñeco, cuya apariencia es real, es ayudar a que todos los chicos puedan aprender sobre las diferencias que existen entre todas las personas, y lo naturalicen.


"Este es un paso muy importante. No es justo que un niño no se sienta incluido, que no haya un juguete con el que pueda identificarse", dijo Matías Furió, presidente de la Cámara Argentina de la Industria del Juguete.

 

Oli está fabricado de forma artesanal, con rellenos de vellón siliconados y pintado a mano. Además lleva ropas hechas a partir de telas de algodón, con bordados. Tiene los ojos claros, una amplia sonrisa. 

La presentación será este martes 20 de marzo en el Salón Montevideo de la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires, junto a los legisladores e integrantes de la Cámara Argentina de la Industria del Juguete,  la  Asociación de Síndrome de Down de la República Argentina (Asdra) y se extiende una convocatoria abierta al público en general.