Cuánto subirá el precio. Analistas privados estiman este incremento de los combustibles se situará en torno del 5%, en función de variables como la cotización del dólar y el costo internacional del crudo.

 

Hasta pasado el mediodía de ayer casi era un hecho que el aumento de los combustibles arrancaba este fin de semana con un ajuste de al menos un 5 por ciento. Pero al promediar la tarde, las principales petroleras que controlan más del 85 por ciento del mercado de combustibles del país, descartaron que tengan previsto implementar aumentos en los precios de los combustibles de manera inminente.

Las empresas salieron de esta forma a diferenciarse respecto de las expectativas reflejadas por el sector de las estaciones de servicio, que en las últimas horas deslizaron la posibilidad de que el ajuste de precios se llevara a la práctica este fin de semana.

Fuentes vinculadas a las petroleras YPF, Shell y Axión expresaron a Télam que mantienen el seguimiento de la evolución de las principales variables que componen sus costos de producción de naftas y gasoil, pero que hasta el momento "no hay novedades de aumentos inmediatos".

"Vamos a seguir monitoreando la evolución del precio del crudo y cómo se comporta la cotización de dólar que son los que vienen registrando los mayores movimientos", explicaron desde una de esas empresas.

No obstante, la misma fuente aclaró que se tomará una decisión al respecto cuando se observe "una estabilización de esos componentes y evitar tener que cambiar las pizarras de las estaciones ante cada oscilación de precios de las distintas variables".

Las petroleras -de manera coincidente- aseguraron que de manera inminente no tienen previstos cambiar los precios en los surtidores, aunque admiten que los mismos "están en revisión".

La cautela de las empresas sobre el momento de decidir el primer aumento de combustibles de 2018, se contrapone con la expectativa expresada desde el sector estacionero, quienes vienen alertando desde los últimos días de diciembre que la suba de precios es inminente.

Con el mercado de combustibles desregulado completamente desde el primer día del año, las petroleras tienen la libertad de poder fijar sus precios de acuerdo a sus expectativas productivas y comerciales.

El 1 de enero entró en vigencia la desregulación plena del mercado local, formalizada por la decisión del Gobierno de eliminar el registro de importación de petróleo y combustibles.

La libertad de las operadoras para importar crudo e incluso los distintos tipos de combustibles, de acuerdo con sus conveniencias de costos y comerciales, debería contribuir a un mercado más competitivo, justificaron los funcionarios del Ministerio de Energía y Minería.

En 2017, las empresas concretaron incrementos en torno al 30 por ciento en promedio, por encima de la inflación estimada para el año de menos de 25 por ciento.

El último aumento dispuesto en las estaciones de servicio se produjo en las primeras horas del 2 de diciembre, cuando las compañías dispusieron un ajuste del 6% en todos sus productos, como reflejo del precio internacional del crudo y el reacomodamiento de valores de los biocombustibles.

Las empresas que dominan el mercado nacional de combustibles son YPF, con una participación en torno al 55% del total; Shell con 21%; Axion con 12%; Pampa (ex Petrobras), en proceso de venta a Trafigura, con 6%; Oil, 4%, y el resto se reparte entre compañías menores.

 


Siguen hasta mayo

Más Precios Cuidados con suba del 1,76%

 

El Gobierno renovó el programa Precios Cuidados hasta el 6 de mayo, con 436 productos de la canasta básica en 2.250 supermercados de todo el país. Se mantuvieron los 386 productos cuyos acuerdos de precios vencían este domingo y se sumaron 50 al nuevo listado, con un aumento de 1,76% promedio en los precios.

"En esta etapa que se inicia el 7 de enero y se extenderá hasta el 6 de mayo inclusive, el incremento promedio para el cuatrimestre es de 1,76%; el listado completo de productos se podrá consultar a partir de mañana en www.precioscuidados.gob.ar", informó la Secretaría a través de un comunicado.

"Al listado se incorporaron más productos de librería", además de una mayor variedad de productos lácteos, panificados y galletitas, se explicó.

La Dirección Nacional de Defensa del Consumidor participa del programa recibiendo consultas y fiscalizando su cumplimiento. Ante cualquier duda o reclamo, la línea gratuita es el 0800-666-1518 o a través de la página web www.consumidor.gob.ar. Las empresas que participan del programa lo hacen de manera voluntaria, 66% de ellas son pymes, y se comprometieron a cumplir el acuerdo hasta el 6 de mayo.