Opciones. El rubro de los juguetes es el que primero piden los chicos pero los padres, por necesidad, a veces recurren a la indumentaria o al calzado.

 

Los números marcan que mientras a nivel nacional cayeron el 3,3% las ventas para el Día del Niño, según la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), en San Juan treparon un 1,6% con respecto al año pasado, de acuerdo a la estimación de la Cámara de Comercio. Juguetes, calzado y gastronomía fueron los rubros que empujaron la buena marca local, en un contexto de muchas operaciones con tarjetas de crédito.

El dato de las buenas ventas para la celebración es también relevante porque en julio, según la medición de la cámara que conduce Hermes Rodríguez, las operaciones se habían retraído un 3,3%, estirando una tendencia que se viene proyectando en los últimos meses y que se vislumbra como difícil de revertir.

Ahora, para el festejo, hubo también otro factor que colaboró para la buena marca y fue la gran cantidad de celebraciones que organizaron los municipios que, según Rodríguez, motivaron a los padres a comprar un regalito para sus hijos, como así también movilizaron el sector gastronómico con las producción de todo tipo de exquisiteces elaboradas en las panaderías.

El ticket promedio rondó los 800 pesos y los regalos preferidos fueron los juguetes. También se registraron muchas operaciones con tarjetas de crédito, entre las que se destacan las 12 cuotas de Nativa del Banco Nación, los planes de 3 y 6 cuotas con plásticos nacionales y las 10 cuotas del Banco San Juan.

"En general hubo muchas ventas de zapatillas, rodados de plástico, pelotas de fútbol y muñecas", dijo Rodríguez, tras los contactos que mantuvo durante el fin de semana con los comerciantes del rubro.

Este año, la previa a una de las celebraciones más esperadas por los comerciantes, no venía bien porque el escenario se presentaba complicado con aumentos de precios de los artículos del orden del 30% interanual, es decir el mismo porcentaje que habían subido los juguetes hace un año atrás, pero ahora en un contexto de menor poder adquisitivo de los salarios, que corren en desventaja con la inflación.

Este panorama corresponde a los comercios de Capital y de la mayoría de los departamentos, a excepción de Rawson, que vivió una situación particular (ver aparte).

Según el relevamiento de la CAME, hubo mucha mesura en las compras y la mayor parte de las ventas se efectuaron a partir del viernes por la tarde, con la excepción del rubro Juguetes, donde el jueves se realizó la Noche de las Jugueterías, que logró un buen arranque para la fecha.

De los nueve grandes ramas que componen la canasta de ventas por el Día del Niño, en todos se vendió menos que en 2017, salvo en el rubro Juguetes donde la demanda creció 1%. Fueron muy importantes las promociones y campañas que se realizaron en este ramo, para fortalecer el consumo.

"La canasta de juguetes y la Noche de las Jugueterías fueron de mucha utilidad para sostener la venta", explicó Matías Furió, presidente de la Cámara Argentina de la Industria del Juguete (CAIJ). Si bien la propuesta se extendió a todo el país, en el caso puntual de la Ciudad de Buenos Aires tuvo un alto impacto y ayudó a que el despacho de estos creciera 1,5 % frente al Día del Niño anterior.

El ticket promedio se ubicó este año en 655 pesos, un 19 % por encima del 2017, dando cuenta que las familias se volcaron a regalos de valor inferior. En todos los rubros se notó un desplazamiento hacia ventas de menos importancia.

Según un relevamiento realizado por la consultora Focus Market para CAME entre 5.599 personas, el 43% de las operaciones se realizó en comercios a cielo abierto o de barrio, mientras que el 17% se hizo por internet, 15% en supermercados y 25% en shoppings.

 

En Rawson


Una situación particular vivieron los comerciantes de Rawson porque si bien en el resto de los departamentos el crecimiento en las ventas fue del 1,6%, en ese distrito registraron una reducción de las operaciones del orden de entre el 8 al 10%, según dio a conocer Carina Del Valle Quiroga, titular del Centro Comercial e Industrial de Rawson.

"El fin de semana perjudicó el frío y el fuerte viento y recién se empezó a registrar mayor movimiento entre el sábado y domingo por la mañana", informó la dirigente. Los rubros que más se comercializaron fueron juguetes, calzado e indumentaria. "Esto último demuestra que cuando la situación es difícil la gente se vuelca por cosas útiles", dijo Quiroga.

Un tema que los afectó también fue la proliferación de los vendedores ambulantes y la falta de controles oficiales para ayudar a los comerciantes establecidos.

 

Promoción

Canasta

Los hipermercados y jugueterías ofrecieron una canasta económica compuesta por 11 juguetes y juegos de mesa de industria argentina. Entre las ofertas hubo autitos desde $39, pelotas por $249 y juegos de mesa por $599, todos precios sugeridos.