Para empezar, los elementos principales que utiliza nuestro jardín son nitrógeno, fósforo y potasio (cada uno de ellos en distintas cantidades y para distintos fines). Por ejemplo, el nitrógeno es el que nos ayuda a generar materia verde y crecimiento vegetal, logrando que nuestras plantas crezcan con vigor.  Por otro lado, el fósforo es imprescindible en el crecimiento de raíces durante la primavera temprana y otoño, y,  por último el potasio es el encargado del desarrollo de flores y frutos. Además,existen otros micronutrientes esenciales para las plantas, ellos son hierro, calcio, boro, zinc, magnesio, manganeso, azufre, molibdeno, entre otros. Si las plantas no tienen acceso a alguno de los elementos mencionados, mostrarán algún síntoma de su deficiencia, al igual que el exceso es perjudicial.

 

El nitrógeno debe agregarse temprano (antes de inicio de brotación o crecimiento de materia verde), ya que va a acompañar todo el crecimiento de la planta, y seguir agregando a medida que la planta lo necesita. Una manera fácil de determinarlo es cuando observamos plantas con color verde pálido, poco vigor, brotes chicos y bajo nivel de yemas abiertas. La fertilización con este elemento se puede acompañar todo el ciclo de la planta, disminuyendo su cantidad al mínimo durante la floración y fructificación. Tener en cuenta que este elemento es muy soluble y se pierde por infiltración profunda.

 

 

El fósforo debe incorporarse durante la etapa de crecimiento de raíces, las cuales se observan en mayor medida durante la primavera temprana (antes y durante la brotación) y en el otoño. Este elemento posee baja solubilidad y por lo tanto unamínima movilidad en el suelo, es por ello que debe incorporarse en zonas cercanas a las raíces (bulbo radicular). El potasio debe agregarse durante la etapa de floración y fructificación. 

 

A continuación, se detalla una lista de abonos (fertilizantes) orgánicos caseros:

 

• Guano: puede ser de vaca, caballo (los más comunes) o de cabra (posee mayor cantidad de nitrógeno que los anteriores) y el de gallina, el cual es el que tiene mayor concentración de nitrógeno y es por esto hay que tener cuidado de no excederse.

 

• Compost: es uno de los métodos más sencillos y eficaces para enriquecer el suelo. La forma más sencilla es realizar un pozo y agregar los residuos vegetales en capasalternando con capas de tierra, luego agregar un poco de agua para darle humedad y moverlo cada4 o 5 días. El proceso de compostaje necesita la materia prima (restos vegetales), agua y oxigeno. Cuando se observan los residuos con un color oscuro, homogéneo, de aspecto grasoso y olor propio de la tierra fértil, está en condiciones de incorporarse a las plantas.

 

 Humus de lombriz

 

• Té de Ortiga para aportar nitrógeno: seleccionar 3 plantas de ortiga mediana, sin raíces, cortarla en trozos pequeños y dejarla reposar 2 horas en agua. Colar el agua y agregarla como riego, o pulverizar las hojas, ya que además sirve como repelente de plagas (pulgón, mosca blanca y araña roja).

 

 Ceniza de madera para aportar fósforo: en San Juan, donde predominan los suelos alcalinos, no se aconseja usar grandes cantidades ya que las cenizas aumentan el pH del suelo, es por esto que hay que aportar en pequeñas cantidades. Se deben diluiren agua y aplicar en el riego o esparcir una capa de cenizas a dos o tres centímetros de distancia del tallo y enterrarlas.

 

• Cáscaras de banana para aportar potasio: son  importante a para la floración y genera resistencia de los tejidos a heladas y sequia. Se puedenenterrar directamente al suelo o preparar un té, agregando agua hasta cubrir las cáscaras y hervir 15 minutos. Dejar enfriar la mezcla, colar y diluir el líquido en dos porciones de agua. Usar para el riego.

 

• Cáscara de huevo para el aporte de calcio: ayudan a evitar la necrosis o podredumbre apical en los tomates y pimientos. Es necesario lavarlas, dejarlas secar y triturar hasta obtener un polvo.

 

Colaboración: ingeniero Agrónomo Manuel Rodríguez