Apenas una semana atrás, el presidente de la Cámara de Comercio, Hermes Rodríguez, se había mostrado dispuesto a implementar el horario partido en el comercio céntrico, una iniciativa del sindicato mercantil, que volvió a la carga con la propuesta. Pero ahora parece que modificó su idea y ayer dijo tajante que "no es momento de cambiar", con el argumento de que las ventas vienen muy flojas y que cualquier modificación puede empeorar el panorama. En el camino, las cámaras del sector Comercio de la Federación Económica, que preside Dino Minnozzi, habían decidido continuar trabajando como hasta ahora. Entre líneas, lo que se interpreta es que la firme postura de la entidad que lidera este último le terminó torciendo el brazo a Rodríguez, quien de todos modos parece que nunca estuvo convencido de la iniciativa.

"No es la oportunidad de modificar el horario", dijo ayer Rodríguez. Y justificó su postura explicando que "hay otros temas más preocupantes, como la inflación, la caída de ventas y el valor de los alquileres que siguen subiendo". Y sólo justificó un cambio si se desbordara la situación sanitaria por el Covid-19.

Lo que parece que terminó pesando para la nueva postura de Rodríguez fue que en una reunión de las cámara del sector comercial de la federación, como las de Calingasta, Cerrajeros, Chimbas, Centro Comercial de Rawson, la Unión de Centros Comerciales de Pocito y representantes de Sarmiento, 25 de Mayo, Santa Lucía, Galerías Comerciales, Comerciantes Unidos y Centro Comercial de Capital, resolvieron que para la temporada invernal trabajarán de 9 a 13 y de 17 a 21. El argumento, expresado en un comunicado, es que "la planificación, organización y dirección de la empresa son propias del empleador": Y citan que así está establecido en los artículos 64 y 65 de la Ley de Contrato de Trabajo.

La Cámara de Comercio, de Rodríguez, y el área comercial de la Federación Económica hace rato que vienen con posturas encontradas, al punto que Mirna Moral, secretaria general del Sindicato de Empleados de Comercio, sostuvo en declaraciones periodísticas que ni siquiera pudo organizar un encuentro para debatir el horario corrido con ambas entidades porque están fuertemente enfrentadas. Por eso dijo que había optado primero por reunirse con Rodríguez y también quería hacerlo con la Federación Económica, pero desde esta última se adelantaron y ya fijaron su postura. Y fue justo después de la reunión entre Moral y Rodríguez, en la que habían dado muestras de querer avanzar.

Hay antecedentes de sobra de la propuesta que ahora vuelve a plantear el sindicato mercantil. Sin ir más lejos, el año pasado, con la pandemia, el comercio cerró sus puertas en marzo y recién en abril pudieron volver a abrir, primero de 10 a 16 y después lo ampliaron hasta las 18. Pero en septiembre y hasta ahora los negocios volvieron al horario histórico, de 9 a 13 y de 17 a 21. El temor es que, con las ventas complicadas, un cambio los vaya a terminar de perjudicar.

Cabe aclarar que la idea que enarbola Moral es únicamente para el comercio céntrico y no para el de los departamentos. Es que en el resto de la provincia está arraigada la idea del horario partido y no prosperaría un cambio de la modalidad. La idea que manejan desde el gremio es establecer una diferenciación de horarios dos veces al año, y que 6 meses se atienda desdoblado y los restantes 6 meses, de corrido. Esto último para los meses más fríos. Lo que busca la dirigente gremial es que este año se decida esa metodología para que el año próximo ya se sepa de antemano que hasta febrero se atienda desdoblado y a partir de marzo, de corrido.

Otro antecedente cercano es el de Mendoza. Desde el pasado lunes, la Cámara Empresaria de Comercio de Mendoza (CECITyS) decidió aplicar el horario corrido tras los resultados obtenidos en una encuesta donde el 82% de los empresarios eligió esa modalidad. Los negocios de la vecina provincia han decidido trabajar de 10 a 19, y de 9 a 17,30 los comercios de servicios y administrativos, buscando lograr horarios escalonados.

  • Las ventas, en picada

Según datos de la Cámara de Comercio de San Juan, las ventas minoristas en el mes de febrero de 2021 bajaron un 26,3% comparadas con las del mismo mes del año 2020. Los artículos que lideraron las bajas fueron el calzado, la indumentaria, comestibles, artículos de librería y electrodomésticos. La entidad informó que al igual que en el mes anterior, no se cumplieron las expectativas de ventas escolares, y que fueron en vano hasta ahora los recaudos tomados sobre todo en las librerías para el distanciamiento entre las personas porque fue escasa la asistencia. También destacan que las ventas de comestibles fueron más bajas que en enero.

A nivel nacional las ventas del comercio cayeron en todo el país, y cerraron 90.000 locales, según un informe elaborado por la CAME.

Amplitud

8  Es la cantidad de horas que debe trabajar un empleado de comercio, sea con horario partido, como viene sucediendo hasta ahora, o de corrido.