El día de la asunción de Donald Trump hubo algo que captó la atención de todos y rápidamente se viralizó en las redes sociales. A diferencia de los gestos de amor de Barack Obama con su esposa Michelle, el magnate que ahora conduce la Casa Blanca se dirigió a su esposa Melania en un momento de la investidura y le dijo algo que transformó su rostro. De esbozar una sonrisa, se quedó helada.

 

El video, que captaron las cámaras y muestra a la ex modelo eslovena al borde de las lágrimas, no tardó en recorrer las redes sociales y provocó incertidumbre.

 

Muchos hasta hicieron bromas al respecto y crearon el hashtag #FreeMelania. Los medios estadounidenses afirman que toda la toma es real, y que es muestra la fría relación que tiene el matrimonio.

 

Las marchas protagonizadas por las mujeres de todo el mundo en contra de Donald Trump como presidente, también dieron su punto de vista sobre el comportamiento que mostró el magnate hacia su esposa.

 

 

 

 

 

iv>