El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha firmado un decreto por el cual Washington impone nuevas sanciones contra Rusia por la supuesta injerencia de Moscú en las elecciones norteamericanas, informa la Casa Blanca.

 

 

Estas nuevas medidas punitivas afectarán a seis personas y cinco empresas, de acuerdo con el Departamento del Tesoro estadounidense. Entre las sanciones se encuentra la expulsión de 35 diplomáticos rusos, que tienen ahora 72 horas para abandonar el país.