El influyente semanario alemán Der Spiegel causó polémica con su portada que muestra al presidente estadounidense Donald Trump convertido en un terrorista que decapita a la Estatua de la Libertad. La ilustración está acompañada por la frase "América primero".

 

El artista que diseñó la portada, Edel Rodríguez, un cubano que llegó a Estados Unidos en 1980 como refugiado político, explicó: "Es una decapitación de la democracia, una decapitación de un símbolo sagrado".

 


La publicación generó revuelo: provocó un debate en Twitter y en medios alemanes e internacionales. Alexander Graf Lambsdorff, miembro del Partido Demócrata Libre (FDP) de Alemania y vicepresidente del Parlamento Europeo, dijo que la portada fue de "mal gusto".

 

La portada de Der Spiegel sobre Trump salió a luz en medio de la creciente tensión en las relaciones bilaterales entre EE.UU. y Alemania. La canciller Angela Merkel fue la aliada europea imprescindible del ex presidente de Estados Unidos, Barack Obama, quien la elogió como "una aliada sobresaliente".

 


Trump dijo el mes pasado que Merkel había cometido un "error catastrófico" con su política de inmigración de puertas abiertas. Días atrás, el principal asesor comercial del presidente de EE.UU. sostuvo que Alemania estaba usando un euro "infravalorado" para obtener ventajas competitivas frente a Estados Unidos y sus socios europeos.