El  veto temporal a la entrada en Estados Unidos de ciudadanos de varios países de mayoría musulmana generó esta tarde protestas en el aeropuerto neoyorquino JFK y en otros puntos del país.

 


Un importante grupo de personas se concentraron por la tarde frente a una de las terminales del JFK para protestar contra las medidas aprobadas ayer por el presidente Donald Trump.

 

"Déjenlos entrar", "Todos son bienvenidos aquí" o "Esto es ilegal", eran algunos de los carteles que podían verse en la concentración en el aeropuerto neoyorquino, respaldada por varios grupos de derechos civiles y de protección de los inmigrantes.

 

 


En las últimas horas dos ciudadanos iraquíes fueron detenidos en el aeropuerto, aunque uno de ellos fue liberado varias horas después, tras una gestión de parlamentarios demócratas.

 

También están previstas protestas en otros puntos de la ciudad y del país ante la decisión de Trump, que provocó diversas reacciones y condenas dentro y fuera del país y hasta una demanda presentada por organizaciones civiles ante la justicia ordinaria.

 

 

Qué implica el veto temporal de Trump


La orden ejecutiva firmada ayer por Trump suspende durante 90 días la concesión de visados a todos los ciudadanos de varios países de mayoría musulmana hasta que se adopten procesos de "escrutinio extremo", algo que es visto por algunas organizaciones como un paso hacia la prohibición total de la migración musulmana.

 

 

Al mismo tiempo, ordena la suspensión de todas las recepciones de refugiados durante 120 días para examinar los mecanismos de aceptación y asegurarse de que radicales no pisan territorio estadounidense.