La Argentina pierde por 2-1 con Kazakhstan tras completarse la segunda jornada de esta serie en la que está en juego un lugar en el Grupo Mundial 2018 de la Copa Davis. En el dobles, los debutantes Andrés Molteni y Máximo González perdieron con Timur Khabibulin -que ingresó en lugar de MIkhail Kukushlin- y Aleksandr Nedovyesov por 5-7, 6-4, 7-5 y 6-4.

 

El domingo, desde las 5, con la misión de ganar para mantener viva la esperanza argentina, Diego Schwartzman se medirá con Mikhail Kukushkin en el cuarto punto. En caso de ser necesario un quinto encuentro, Guido Pella se enfrentará con Dmitry Popko o Nedovyesov.

 

El primer set

 

El match se abrió con el saque de Molteni. Fue sumamente luchado hasta que en el noveno game los kazakos le quebraron el servicio, precisamente, a Molteni, y se adelantaron 5-.4

 

Habían sido un poco mejores los locales, con más facilidades para sostener sus juegos de saque, con mejores porcentajes de primeros servicios. Pero en el game inmediato, le rompieron el servicio a Nedovyesov: 5-5.

 

A partir de ahí, las dudas invadieron a los locales, los argentinos se encendieron y le quebraron el servicio a Khabibulin, cerrando por 7-5 el primer set. Molteni lució mucho más tenso que Machi González.

 

El segundo parcial

 

Aquí, los argentinos disminuyeron un poco el nivel, que ya de por sí no había sido demasiado alto, y lo padecieron en el resultado. A Molteni le quebraron el servicio por segunda vez en el encuentro (lo perdió con doble falta) y los kazakos se adelantaron 3-2. Finalmente lo cerraron por 6-4.

 

Fue el tandilense González el que más hablaba entre punto y punto. De los kazakos, el más destacado es Khabibulin, también debutante en la serie. Nedovyesov, asimismo, aporta con la potencia de sus servicios.

 

El tercer set

 

El juego se estancó completamente. Khabibulin, que era el mejor del match, prácticamente se quebró solo, en cero, y la Argentina se adelantó 3-1. Pero la ilusión nacional duró muy poquito. Inmediatamente los kazakos le quebraron el saque a Machi González. Una pena, la Argentina no pudo sostener el quiebre anterior. Luego el que volvió a sufrir fue Molteni, que perdió el servicio y los locales se adelantaron 4-3.

 

Hubo un nuevo rompimiento a Khabibulin (4-4), pero en uno de los peores games jugados por los argentinos, le quebraron, una vez más, el saque a Molteni. Estando 6-5, los kazakos sacaron y, en 2h39m, lo cerraron 7-5.