Los clubes de Primera División advertirán por escrito a la FIFA que el fútbol no se reanudará en febrero próximo si no cobran lo que se les adeuda por la cesión de sus derechos audiovisuales, según se dispuso hoy en una reunión de la que participaron dirigentes de los cinco grandes y otras siete instituciones de la máxima categoría.

 

La nota será enviada en las próximas horas hacia la FIFA, con copia a la Comisión Normalizadora de la AFA, y en ella también exigirá que se notifique por escrito la fecha de cobro de la deuda generada tras la decisión del gobierno nacional de rescindir del contrato de Fútbol para Todos (FPT), que tenía vigencia hasta mediados de 2019.

 

La Primera División del fútbol argentino reclama el pago de los 350 millones de pesos correspondientes a diciembre, que el titular del Comité de Regularización, Armando Pérez, se había comprometido a conseguir, más otros 180 millones en concepto de adelanto por la compensación de la baja de FPT.

 

En la reunión celebrada este mediodía en el hotel Savoy, los clubes endurecieron su postura frente al gobierno y la cúpula dirigencia de AFA, al entender que existe una estrategia para desfinanciarlos con el objetivo de que acepten la oferta de las empresas Turner y Fox para firmar un nuevo contrato de televisión, propuesta que fue rechazada por "insuficiente".

 

Los dirigentes que asistieron hoy a la reunión fueron el presidente de Independiente, Hugo Moyano; el vicepresidente tercero de Boca Juniors, Darío Richarte; el vice segundo de River, Matías Patanian; el vice primero de Racing, Miguel Jiménez y el vice segundo de San Lorenzo, Roberto Álvarez. También estuvieron presentes Raúl Gámez (Vélez Sarsfield), Eduardo Spinosa (Banfield), Miguel Ángel Silva (Arsenal), Emilio Chebel (Lanús), Rodrigo Escribano (Talleres de Córdoba), Rodrigo Molinos (Tigre) y Luis Sasso (Huracán).