River venció anoche a Boca por 2-0, en el estadio José María Minella, de Mar del Plata, por la Copa Luis Nofal de los torneos de verano. Los goles del equipo que dirige Marcelo Gallardo los convirtieron Sebastián Driussi, de penal, y el ecuatoriano Arturo Mina, a los 17 y 24 minutos del segundo tiempo, respectivamente.

Además, el árbitro Néstor Pitana, de floja tarea, expulsó a los DT Gallardo y Guillermo Barros Schelotto, más los jugadores Juan Insaurralde y Darío Benedetto, en Boca, y Driussi, en River, a los 35 minutos del segundo período, luego de una fuerte infracción del primer futbolista sobre un adversario de la Banda.

Los primeros 45 minutos tuvieron un desarrollo aburrido, con mucha fricción y pocas llegadas de gol en ambos arcos. Boca intentó asumir el protagonismo, contó con un par de situaciones de peligro en los pies de Cristian Pavón, Frank Fabra y Ricardo Centurión, pero falló en la definición. River aguantó en un principio, emparejó en el transcurso y dispuso de un par de ocasiones en los pies del uruguayo Rodrigo Mora.

El segundo tiempo no varió demasiado del primero, pero el equipo de Gallardo fue un poco más profundo, con mejores llegadas de riesgo.

Así, sin mucho fútbol, Driussi, a los 17 minutos, cambió por gol un penal por mano de Juan Manuel Insaurralde, con un certero remate al palo derecho.

Y poco tiempo después, a los 24m., Mina, de cabeza, puso el 2-0, con un certero cabezazo que no encontró la mejor respuesta del guardavallas Axel Werner.

Después solamente hubo tiempo para tres expulsiones más: Insaurralde y Benedetto, en Boca, y Driussi, en River, muy poco para un partido que prometía más.

 

EXPULSADOS

Ambos DT, un papelón

 

Furioso. Guillermo no duró ni un tiempo en el césped y Pitana lo echó.


Siempre se busca que la calma y sobriedad llegue desde afuera de la cancha para con los jugadores que están ‘con las revoluciones a mil’. En este aspecto, resultan fundamentales las actuaciones de los directos técnicos, algo que ayer quedó reprobado para Marcelo Gallardo y Guillermo Barros Schelotto. En el caso del Mellizo su expulsión por parte de Néstor Pitana se dio en el cierre de la primera parte por protestarle de manera airada a un juez asistente una supuesta infracción. Igual, su malestar con Pitana se evidenció desde el pitazo inicial y así lo demostró en cada gesto ampuloso. “Ey, Maidana, que me venga a sacar él”, le ‘reclamó’ el Mellizo al cuarto árbitro en referencia a que Pitana lo expulsó sin ir hasta el costado del campo de juego.
Su colega, Marcelo Gallardo, tuvo el mismo destino en la platea para observar el complemento pues ingresó más tarde de lo reglamentario y Pitana lo expulsó. “No saben aplicar el reglamento”, se quejó el Muñeco, quien estuvo varios minutos sin querer irse a los vestuario. Incluso, también se fue expulsado antes del comienzo del segundo tiempo Gustavo Barros Schelotto, quien había quedado a cargo del equipo ante la roja a su hermano, y se fue a los camarines por salir más tarde de lo permitido. Su molestia fue más que clara, aunque igual lo observó a los últimos 45’ acompañado con Guillermo desde la platea. Unos metros más hacia la derecha se ubicó Gallardo, en una noche donde no dieron el ejemplo.