Un llamado anónimo al 911 alertó a la policía sobre la presencia de un cuerpo calcinado en la zona de Matagusanos, en Albardón.  Rápidamente se dio inicio a un rastrillaje de búsqueda que  terminó cerca de la medianoche con el hallazgo de un cuerpo.

Según confirmaron a Diario de Cuyo fuentes policiales,  el macabro hallazgo se dio  en una huella a unos 600 metros al Este de Ruta 40.

En el inhóspito lugar, además afectado por dos días de lluvias, no se encontró huella alguna o algún elemento que permita identificar a la víctima. Mientras se esperan los resultados de la autopsia, solo trascendió que se trata de un hombre. 

 

El juez Benedicto Correa se encuentra al frente de la investigación. 


Misterio


A la falta de pruebas en el lugar y el estado del cuerpo,  hay que agregar que no hay denuncia de averiguación de paradero de ningún hombre en toda la provincia por lo que las tareas para su identificación serán “complicadas”, afirmó una fuente policial.