Este viernes, mediante un juicio abreviado en el Sistema Acusatorio, un sujeto fue condenado a siete años de prisión efectiva por abuso sexual de menores y exhibicionismo obsceno agravado en perjuicio de dos hermanas y una prima, todas menores de edad y familiares de su esposa.

Fuentes judiciales informaron que en el año 2016, mientras el imputado llevaba en su moto a una niña (quien en esa fecha tenía 11 años de edad) hasta la casa de su hermana, aprovechó la situación y tocó con una de sus manos las partes íntimas de la menor.

Además, entre los años 2016 y 2020, en reiteradas oportunidades en que la menor visitaba el domicilio de su hermana en Albardón, donde convivía con el imputado, éste se bajaba los pantalones y le exhibía sus genitales.

Pero no fue lo único, ya que también quedó acreditado durante la investigación que en el 2016, entre enero y marzo, el sujeto vivía en una finca donde se reunían los fines de semana con la familia de su esposa. Allí asistían las otras dos menores que fueron víctimas (ambas primas de la primera damnificada.

A una de ellas, cuando tenía entre 10 y 11 años de edad, mientras se encontraba jugando en el jardín de la finca, apareció el imputado, se bajó su pantalón y se masturbó frente a ella.

En tanto que a la otra nena la abordó cuando tenía entre 9 y 10 años. La pequeña estaba en la finca mencionada, en una de las habitaciones viendo televisión y el imputado ingresó. Se acostaron en una cama a ver una película y fue ahí cuando el sujeto se bajó su pantalón y le mostró sus genitales mientras se tocaba. Posteriormente, el acusado agarró la mano e hizo que ésta tocara sus partes íntimas por encima de su ropa.