A partir de este año, Capital pone a rodar cambios inéditos en el sistema de cobro de la tasa municipal. El departamento está dividido en secciones y los vecinos que se encuentran en cada una de ellas pagan diferentes cánones. Tras un reordenamiento, en la comuna establecieron que hay zonas que tienen que subir a una categoría en la que deben desembolsar más recursos debido a que hay una mayor presencia municipal en cuanto a, por ejemplo, recolección de residuos. Así, también hay casos de contribuyentes que pasaron a un rubro en el que destinarán menos dinero que el año pasado. El aumento promedio del tributo departamental fue del 30 por ciento, pero en las situaciones en los que los habitantes fueron incorporados a una categoría mayor, enfrentarán subas que superan el 200 por ciento, es decir más del triple.

 

Las tasas son contraprestaciones que pagan los vecinos por un servicio específico que debe brindar un municipio, como la recolección de residuos, el barrido, la limpieza y el mantenimiento del alumbrado. Para las comunas es una fuente clave para conseguir fondos, pero en muchas la recaudación es baja por la falta de eficiencia en el cobro.


En Capital, la modificación de las zonas y su redistribución para este año se hicieron teniendo en cuenta la magnitud que tiene el departamento Capital y la marcadas diferencias que existen en algunas áreas, como las del microcentro frente a las de barrios en los que actualmente no se cuenta con una recolección de residuos mecanizada. Además, hay lugares con mayor densidad de población que otras y que necesitan más presencia municipal para brindar el mismo servicio.

 

Según el estudio, Capital quedó dividida en 4 secciones catastrales (A, B, C y D) y en 47 subzonas, numeradas del 20 al 66 y que han sido definidas a criterio de la comuna, ya que no siguen los límites barriales, por lo que pueden comprender a uno, dos o partes de ambos, por ejemplo. Lo que los contribuyentes pagan en ese esquema son los servicios de recolección de residuos, alumbrado, barrido y limpieza. Para este año, la sección A pasó a 744 pesos, la B a 1.020, la C a 1.980 y la D trepó a 2.580 pesos. Los montos corresponden al pago anual del servicio y representan un incremento promedio del 31 por ciento con respecto al año pasado. 


Los únicos vecinos que verán reflejado ese incremento en las boletas municipales son los que seguirán en sus áreas. En cambio, para los que pasaron de la categoría B a la D, el aumento serán de un 234 por ciento, como lo que les ocurre a los vecinos del Barrio Palermo, hacia el Sur de la Plaza de Desamparados. Ellos pasarán de pagar anualmente 771 pesos a tener que abonar 2.580 pesos por el mismo periodo. 


Un caso llamativo en la reestructuración es el de los vecinos del Barrio Corrientes, en el límite con Santa Lucía y Chimbas. Ellos se verán beneficiados con la modificación, ya que este año pagarán 744 pesos, cuando en 2016 desembolsaron 771 pesos anualmente.


Alfredo Lorenzo, director de Rentas de la comuna, explicó que “para la modificación se han considerado cuáles son las zonas en las que se está prestando un servicio diferenciado, esto quiere decir con mayor presencia municipal.

No es lo mismo atender a vecinos que están en el microcentro que llevar servicios a vecinos alejados ya que esto requiere más costos, más combustible y más traslados, entre otras cosas. Hay zonas en las que se producen más basura que en otras y esto implica que los camiones tengan más recorridos en ese lugar”.

 

Perfeccionamiento
La municipalidad de la Capital tiene previsto para este año firmar un convenio con la Universidad Nacional de San Juan (UNSJ) que apunte a analizar y determinar los costos que debe afrontar la comuna a la hora de prestar un servicio. El objetivo es que la casa de altos estudios realice una investigación más compleja sobre todas las variables que entran en juego con el fin de eficientizar el trabajo, brindar mejores prestaciones y lograr ahorro de recursos.

60 Nivel de recaudación
Es el porcentaje de recaudación de tasas municipales que tuvo el municipio de Capital en 2016, según manifestó Alfredo Lorenzo, director de Rentas. El cobro de los tributos son una fuente de ingresos clave para las arcas comunales si los mecanismos de percepción están aceitados y los contribuyentes no caen en mora.


Pagan más 

Vecinos del Barrio Palermo 


Con las modificaciones que realizó la municipalidad de la Capital para este año, los contribuyentes de ese barrio fueron elevados de categoría: pasaron de la zona B a la D, lo que implica para ellos una suba del 234 por ciento en el pago de la tasa municipal anual. Antes, los vecinos del Barrio Palermo pagaban 771 pesos y ahora abonarán 2.580 pesos en todo 2017.

 

Pagan menos

Los del Barrio Corrientes


Los vecinos de ese barrio de Capital representan una excepción a la suba del 30 por ciento promedio que planteó la comuna para este año. El barrio cambió de categoría y pasó de la sección B a la A. Para ellos, la boleta de la tasa municipal llegará con una baja del 3,5 por ciento. Antes pagaban una suma de 771 pesos y ahora deberán abonar 744 pesos. 
 

 

Más detalle

Descuentos
Hay beneficios para aquellos vecinos que decidan estar al día con la tasa municipal. El pago anual tendrá una quita del 15 por ciento y el semestral de un 10 por ciento. El que ya está al día recibirá una boleta con un 10 por ciento menos del valor real.

Boleta digital
Los contribuyentes podrán obtener su boleta digital desde la web de la comuna, ingresando a www.municipiosanjuan.gov.ar. El mecanismo estará listo la semana que viene. Por otro lado, las facturas para el pago anual se podrán solicitar desde el 21 de febrero. 

Cocheras
Las cocheras en edificios de propiedad horizontal pagarán el 25 por ciento del monto que le corresponda tributar de acuerdo a la ubicación que se encuentre en el organigrama. Es decir, el valor variará si está en la zona A, B, C o D.