Después de la polémica generada por las restricciones impuestas por el gobierno Nacional, mañana comenzará el entrecruzamiento de datos para restringir la entrega de medicamentos a algunos jubilados.  Según afirmó el titular de Pami en San Juan, Julio Pascual, hay 70 mil  abuelos afiliados serán revisados.

 


A través de una resolución, la administración central del PAMI estableció una serie de restricciones para la entrega gratuita de remedios a ciertos afiliados. La medida se debe a que luego de un entrecruzamiento de datos, el organismo nacional descubrió que jubilados con propiedades de lujo, embarcaciones y hasta aeronaves hacían uso del subsidio social. Frente a ese escenario, la obra social puso un límite y dejó fuera del régimen a aquellos que posean esos bienes y a quienes cobren más de 1,5 haberes previsionales mínimos (8.491 pesos), sean dueños de más de un inmueble, tengan un vehículo de menos de 10 años (salvo los que cuenten con un certificado de discapacidad) o estén en una prepaga.