La ministra de Turismo y Cultura, Claudia Grynszpan, y el intendente de la Municipalidad de la Capital, Franco Aranda, firmaron un convenio que tiene por finalidad trabajar, en forma conjunta y articulada, para cumplir con los objetivos de organización y logística que demande el Carrusel del Sol, así como también la Feria, que será desde el 21 al 24 de febrero.

 

Una de las medidas acordadas tiene que ver con la siempre polémica espuma. Para supervisar y concientizar sobre el uso de espuma artificial habrá inspectores municipales que tendrán la función de decomisar toda la mercadería que corresponda a espuma y la aplicación de multas a los comerciantes que la estén vendiendo. Según dicen, el uso de ese elemento de cotillón "deteriora la puesta en escena, el vestuario y los carruajes".

 

 

Además, el acuerdo encierra los siguientes aspectos:

 

- Monitores Urbanos: Se encargarán de colaborar en el ordenamiento urbano durante todo el trayecto del Carrusel, asistiendo a las ONG que acomodarán las sillas y a todas aquellas personas que necesiten asistencia por motivo de salud y órden, trabajando coordinadamente con Salud Pública y la Policía de San Juan.

 

- Policía Comunal: Junto a la Policía de San Juan, tendrá como función el corte de las arterias autorizadas por la Subsecretaria de Tránsito y Transporte y velar por el orden vehicular y peatonal.

 

- Servicio de Limpieza: Se encargará de la limpieza de todo el recorrido del Carrusel y en las inmediaciones del Parque de Mayo durante los días que dure la Fiesta Nacional del Sol.