Desde hoy,  un policía será el encargado de custodiar la fuente de la plaza del teatro del Bicentenario para evitar que los sanjuaninos la usen de pileta.  “Uno pensaba que la gente iba a darse cuenta que se trata de una fuente y no un natatorio, pero no fue así”, relató con cierto pesar el Ministro de Gobierno, Emilio Baistrocchi, a DIARIO DE CUYO.


A partir de las fotos difundidas en las últimas horas, las autoridades decidieron reforzar a seguridad con el fin de  informar,  pero aclararon que de continuar se labraran actas contravencionales. 


“La gente tiene que entender que el fin del lugar es de una fuente ornamental y no una pileta de natación”, concluyó. 

 

Durante los días de altas temperaturas algunas personas decidieron utilizar el lugar para refrescarse ante la mirada de todo aquel que pasaba por el lugar.