Una marca dinámica y con trayectoria que supo adaptarse a la mujer actual. La comprende y sabe que está en constante evolución y la acompaña en su camino, ofreciéndole un amplio espectro de opciones para cubrir sus necesidades. Los básicos forman parte de su ADN. El trench, el stiletto, la camisa, el blazer y los jeans se renuevan cada temporada para lograr el equilibrio justo entre lo clásico y lo moderno. La sastrería es su sello. En una versión contemporánea e hiperfemenina, de materias primas nobles, propone combinarla con ítems más urbanos para lograr un estilo relajado y sofisticado al mismo tiempo. Su especialidad son los jeans, que incorporan lavados artesanales y procesos high tech junto a la clásica arandela en su bolsillo, dorada y sutil como una pequeña joya.

 

Orientada a una mujer amante de la moda, con diseños elegantes y femeninos, como plus marca tendencia con sus texturas, colores y estampas. Una temporada cuyo protagónico lo tienen los abrigos que ofrece como tapados, sacos, ponchos y chalecos realizados en pana, lana, piel sintética de pelo corto y largo. En cuanto al color sobresalen el azul, rojo, crema y nude, combinándolos entre si, o con los colores neutros blanco y negro mediante estampas estilo cuadrille.

 

En las fotos se puede apreciar distintos outfit urbanos que combinan estos abrigos con camisas, sweters y jeans de distintos estilos, chupin, rectos, oxford o con roturas.