Y "Sandro de América", la serie que Telefe estrenó el lunes 5, está "reconciliando" con la televisión "de aire" a muchos espectadores que preferían "fugarse" a plataformas como Netflix.

 

El martes 6, el programa volvió a ser lo más visto de la pantalla chica. Según Ibope, marcó 14.2 puntos. El lunes había logrado una marca de 15.4 puntos, lo que convirtió a la historia en lo más visto de lo que va de 2018.

 

Una narración sencilla y bien ambientada en la época de la adolescencia de Sandro (la adultez se verá más adelante), buenos libros y el peso que conlleva el mito parecen ser el sostén del incipiente éxito. Pero hay un gran condimento que los espectadores resaltan: el parecido físico de Agustín Sullivan(uno de los tres Sandro en la ficción).

 

El muchacho, revelación en pantalla, estudió en la escuela de actuación de Norma Aleandro y Oscar Ferrigno. Hizo sus primeras armas en la TV en Amor Mío, sitcom producida por Cris Morena Group y emitida en Telefe.

 

A Sullivan también se lo pudo ver en la miniserie "Televisión por la inclusión" y en "Señores Papis". Para este rol, el más importante de su carrera, se preparó con profesores de baile y fonoaudióloga, y aprendió a tocar la guitarra, la armónica y el piano.

 

La producción de The Magic Eye y General Video (con el apoyo de INCAA) tiene gran rebote en redes sociales. El relato intenta retratar el asombroso camino del "Elvis Presley argentino", desde Valentín Alsina a los flashes de la fama (llegó a cantar en el Madison Square Garden de Nueva York).

 

Los 13 episodios (ya se emitieron dos) van de lunes a jueves (a las 22.30). El programa se extenderá a lo largo de tres semanas. El elenco: Jorge Suárez, Luis Machín, "Calu" Rivero, Eugenia Suárez, "Lali" Espósito, Isabel Macedo, Marina Bellati, Paula Ranserberg, Gastón Soffritti y Teté Coustarot, entre otros.

 

Serie basada en el libro "Sandro de América", de Graciela Guiñazú, fue avalada por Olga Garaventa, la viuda de "El Gitano".

 

En el segundo capítulo, la serie mostró un emotivo momento de la vida de Sandro: cuando el padre de "El Gitano" (encarnado por Jorge Suárez) le dice pregunta si fue el mejor: "No te quedes con lo de anoche. Tenés que ser el mejor siempre".

 

También se recreó la primera vez que el artista se presentó como Sandro y los de Fuego en Sábados circulares, el programa que conducía Pipo Mancera. Clemente Cancela se puso en la piel del recordado conductor.

 

El 24 de agosto de 1963 Sandro cantó en el ciclo y fundó una parte del mito: gritos de decenas de mujeres enloquecidas, movimiento de pelvis frente a cámara y "Las nenas" fundando un "club" de devotas que permanece hasta hoy.

 

Con dirección de Adrián Caetano, guión de Esther Feldman y equipo, la serie ya fue vendida a Chile, Colombia, Perú, Uruguay, Bolivia y Ecuador. Y sus hacedores prometen seguir ampliando la lista de "exportación".

 

Calu Rivero interpretó a la primera novia de Sandro, de quien Roberto Sánchez se separa cuando comienza a "escalar" en la música. En breve llegará el romance con el personaje de Isabel Macedo. "La China" Suárez encarnará a Susana Giménez.

 

Muriel Santa Ana (que aún no apareció en la historia) es la encargada de interpretar a Olga Garaventa. Vi sólo pantallazos, pero me gustó. Tiene el perfil de una chica muy tranquila, como yo", advirtió Olga.

 

La gran pregunta es si el público sostendrá la "fidelidad" hasta fines de marzo. La serie ya retrató un momento clave de la vida artística de "El Gitano", como cuando el cantante de Los de Fuego sufre pánico escénico, se queda mudo, y Sandro se pone a cantar y a bailar para salvar la situación.

 

"Es un antes y un después para mí. Sandro me dejó el mensaje de que tengo que ir por mis sueños", comentó Sullivan en la presentación. De bajo perfil, el actor todavía no puede procesar semejante desafío popular.

 

"Fui a su casa y me sentí como en un museo", confesó el muchacho de bajo perfil que fue invitado por Garaventa a la mansión de Banfield.

 

"A Sandro yo lo traté brevemente, cuando hice una coproducción con Puerto Rico, llamada La cruz de papel. Él agasajó a los actores del elenco con champagne y una gran torta. Era muy generoso. Después lo fui a ver al Gran Rex, donde tuvo la deferencia de decir que "en la platea hay un atorrante del Sur, igual que yo. Nos vimos en el camarín. No fue más que eso", contó Grimau, el Sandro maduro que se verá en los próximos capítulos.