Vuela por el aire. El capitán argentino, Carlos Nicolía, recibe una dura infracción por parte del rival español. La albiceleste buscará el título ante los portugueses, que ayer vencieron a Francia en la otra semi.


Fue el ‘reencuentro’ de estas dos potencias del hockey sobre patines masculino, luego de la final que disputaron hace dos años en Francia y que consagró a la Argentina por sobre España. En el caso de ayer se trató de una semifinal de la 67ta edición de la Copa de las Naciones, que se disputa esta semana en Montreux, Suiza.

Otra vez la alegría fue albiceleste, en este caso por 4-2. De esta manera, los dirigidos por Darío Giuliani disputarán desde las 16 horas el partido por el título ante Portugal, que se impuso en la otra semifinal por 8-2 sobre Francia.

Argentina llegó a este cruce con España luego de haberse quedado con el Grupo B, luego de sumar tres victorias en fila en la fase inicial. El partido comenzó torcido para el campeón mundial, ya que a los 4’ se abrió el marcador para los ibéricos merced al tanto de Cristian Rodríguez.

Pero la alegría europea duró apenas un minuto, pues Matías Platero estampó la igualdad al toque.
Desde entonces, la Argentina tuvo un mejor andar en el partido y así se puso arriba en el score con el alarido de Matías Pascual a los 18’ del parcial.

Aunque el trámite se puso complejo debido a que recibió la tarjeta azul Reinaldo García y entonces hubo que hacer de la defensa todo una declaración de principios.

En un lapso de 60’ se dio de todo: primero, a los 19’, Matías Pascual estiró las diferencias para la selección nacional pero ahí nomás descontó de nuevo Nil Roca, dejando todo en el entretiempo por 3-2.

En el complemento, el trámite del juego resultó sin tantas emociones, con un juego más equilibrado y teniendo a la Argentina apuntando a la contra.

En ese contexto, ya cerca del cierre (a los 23’), Argentina liquidó la historia con el tanto anotado por una de sus figuras, Matías Platero. Tras el 4-2, en España sintieron el golpe y apelaron demasiado a la fricción. Así, dos de sus jugadores vieron la tarjeta azul como ocurrió con Eduard Llamas y Raul Marín.
Argentina suma de esta forma cuatro victorias en igual cantidad de presentaciones y por eso es el firme candidato a quedarse con la corona.

Claro que enfrente estará el siempre temido Portugal, que ayer dio una muestra de todo su poderío y con el plantel renovado con que cuenta batió sin ningún tipo de problemas a Francia por 9 a 2.

 

Historial

Sólo un par

La Copa de las Naciones tuvo su primera edición en 1921 y desde entonces la Argentina obtuvo el título en dos ocasiones: en 1989 con la sede en Novara y en 1993 en Roller Monza, en ambas ocasiones en suelo italiano. Hoy, irá por el tri.