Se vivió un partido con todos los condimentos en el sur bonaerense. Bajo la lluvia y en un duelo repleto de polémicas, Lanús se impuso por 4-2 ante Banfield en La Fortaleza y se quedó con el clásico.

 

La gran figura de la tarde fue José Sand, que aportó un hat trick para el Granate: los primeros dos de penal y luego sentenció la historia ante un Taladro jugado en busca del empate.