El sueño de que San Juan sume una medalla olímpica en Tokio 2020 se hizo realidad con el triunfazo por 3-2 ante Brasil. De esta manera, Bruno Lima, Matías Sánchez y Federico Pereyra igualaron el privilegio que tenía Raúl Quiroga desde hace 33 años.

El voleibolista participó de dos citas olímpicas. En Los Ángeles 1984, juego en el que la selección finalizó sexta, obtuvo un diploma y en Seúl 1988, logró la medalla de bronce con el combinado nacional. En esa ocasión la selección argentina superó a Brasil 3-2 en el partido por el 3° y 4° puesto. Esa presea, junto a las del hockey sobre patines en Barcelona 1992, eran las únicas alcanzadas por deportistas sanjuaninos hasta la madrugada de este sábado 7 de agosto.

En aquella oportunidad, la figura también llevaba el apellido Conte, Hugo Néstor. El papá de Facundo, elegido por la Federación Internacional del Vóleibol (FIVB) como uno de los mejores ocho jugadores del mundo del Siglo XX y único voleibolista argentino en entrar al Salón de la Fama, formó parte de la 'Generación del 82' que se colgó el bronce en Seúl.

La fase inicial fue irregular para aquel equipo de Conte, Waldo Kantor, Daniel Castellani, Esteban "Mono" Martínez, Raúl Quiroga, Jon Uriarte, Daniel Colla, Juan Carlos Cuminetti, Javier Weber, Alejandro Diz, Esteban De Palma y Claudio Zulianello, y cuyo director técnico era Luis Muchaga.

En la zona, Argentina le ganó a Túnez, Japón y Países Bajos y perdió con Estados Unidos y Francia. El seleccionado nacional quedó afuera en semifinales contra la Unión Soviética. Y tuvo que jugar por la medalla contra los brasileños, que venían de ser subcampeones en el Mundial 1982, medalla de plata en los Juegos de Los Ángeles 1984 y semifinalistas en el Mundial 1986.

En ese encuentro, el resultado fue 3 a 2, con parciales de 15-10, 15-17, 15-8, 12-15 y 15-9, para el equipo que tenía la base del 82 que había conseguido el tercer lugar en el Mundial de ese año en el Luna Park, a la que se sumó un juvenil Javier Weber.

Ese triunfo de Argentina sobre Brasil, el 2 de octubre de 1988, fue épico para el vóleibol nacional y para la delegación argentina en Seúl, que no sumaba una medalla en un deporte colectivo desde 1936 con el polo.

En aquellos Juegos de Seúl, la tenista Gabriela Sabatini ganó la medalla de plata y se convirtió en la deportista argentina más joven (18 años) en subirse a un podio olímpico.

Barcelona: invitación y premio mayor

El hockey sobre patines fue deporte invitado en los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992, donde el equipo logró la medalla de oro. Con respecto a los jugadores sanjuaninos, estuvieron presentes Alfred Bridge, Roberto Roldán, Diego Allende, Raúl Monserrat, José Luis Páez, Guillermo Herrmann y Alejandro Rodríguez. Además el técnico y preparador físico también eran locales, Miguel Gómez y Pepe Méndez de Socio, respectivamente.

El 7 de agosto el seleccionado argentino, integrado por mayoría de jugadores sanjuaninos, derrotó 8-6 al seleccionado local y gran favorito para quedarse con el título, España. Ese fue el único juego en el que estuvo presente el hockey sobre patines.