La familia Castro, oriunda de Rivadavia, siempre dice presente en las carreras de automovilismo y esta vez, con el Top Race en El Zonda, no fue la excepción.

Entre grandes y chicos, llegaron 6 personas el viernes y desde ese día se instalaron en un micro y hasta con una antena de Directv para seguir por televisión todas los detalles de las competencias.

En cuanto al menú, dijeron que hicieron asado, pollo al disco, pizzas y otras comidas.