San Martín cambió nombres y sistema, pero el resultado final volvió ser el mismo. Sin potencia en ataque y poca creación ofensiva, igualó 0-0 en Bahía Blanca ante Olimpo en el cierre de la 18va fecha de Primera División. El punto suma, pero la deuda se mantiene vigente ya que sigue sin ganar en el año y Gorosito se va quedando sin libretos ya que probó con todos los jugadores y el equipo no aparece. Fue otra actuación sin ideas pese a que Pipo introdujo 7 cambios para afrontar el partido de ayer ante un rival que cayó en zona de descenso directo. 

Fue el segundo punto que obtuvo San Martín de los 12 que disputó en el 2017 y la desesperación ya asoma. Gorosito no le encuentra la vuelta al equipo más allá de apostar por otros jugadores. Sumado a que de a poco empieza a complicarse con el promedio.
La propuesta con siete cambios para el encuentro en Bahía asomaba como una intención y propuesta futbolística con una determinación ofensiva de temer. Pero de mitad de cancha para adelante nunca se acomodó, generó poco, no tuvo profundidad y los elegidos por Pipo para darle juego como Martínez y Rusculleda no tuvieron contacto con la pelota. Por ende careció de claridad para abastecer a Barcelo.

Lo mejor lo ofreció en defensa y cuando Olimpo se animó, en el segundo tiempo, se topó en el arco con Luis Ardente que fue la contracara del equipo.

En el primer tiempo le costó acomodarse, pero tuvo el aval que Olimpo no lo exigió y la pelota circuló por el medio sin un dueño, y lejos de los arcos. Sobre los 25’, Sacks, de larga distancia, buscó el primer tiro al arco que se perdió por arriba del travesaño. Y ahí nomás Villarruel también probó de afuera. Ambos intentos de Olimpo no hicieron más que graficar que el verdinegro no tuvo creación de juego ni profundidad.

Recién a los 39’, luego del centro atrás de Barcelo, Rusculleda quedó de frente al arco, le pegó, pero arrojándose al piso desde atrás Jonathan Blanco se la tocó y la desvió. 

Fue lo único para destacar. Incluso lo fue en todo el partido ya que en el segundo tiempo nunca estuvo cerca del gol (apenas un frentazo de Barcelo). Por ello a los 17’, con un equipo sin respuesta futbolística, Pipo metió mano y volvió a poner a los extremos de los partidos anteriores: Villarruel y Montagna, pero no fue solución. Incluso San Martín terminó atrás y con Ardente jugándose todo.

 

EL ANÁLISIS DE GOROSITO


“Tenemos que jugar mejor para ganar”


Poco. San Martín suma 2 empates de visitante y 2 derrotas de local.


El empate no hizo más que graficar que San Martín no encuentra el rumbo y Gorosito el equipo, y en su análisis tras el empate sin goles en Bahía admitió que “tenemos que jugar mejor para ganar, pero por momentos tuvimos más volantes e intentamos tener superioridad en el medio. Este punto sirve si ganamos los partidos que vienen, ya que si bien tuvimos un poco más de volumen de juego, nos apresuramos”, resaltó Pipo.

Luego destacó que jugaron “mejor el primer tiempo que el segundo, en el que perdimos la pelota rápido y se complicó. En líneas generales mejoramos en juego pero tenemos que hacerlo de local que es nuestra deuda”.

Respecto a por qué decidió cambiar 7 jugadores, argumentó que “nosotros dirigimos un plantel, no un equipo, y el que esté mejor juega. Estamos buscando lo mejor para San Martín”, cerró.