Los fierreros tienen lugares preferidos y a la vez estratégicos para disfrutar de las carreras en El Zonda, como es el caso de un grupo de 7 amigos que llegó este domingo a primera hora.


Como hacen en todas las competencias, se instalaron en el cerro, frente a boxes, y desde allí tuvieron una vista privilegiada de cada largada en las diferentes categorías del Top Race.


Apenas arribaron, hicieron el fuego y, una vez que tuvieron brasas, hicieron dos puntas de espaldas y costillas. Por supuesto, el asado estuvo bien regado con fernet y vino.