El argentino Marcelo Bielsa dijo hoy que no debieron convencerlo para elegir al seleccionado uruguayo de fútbol tras firmar un contrato hasta el final de las Eliminatorias mundialistas para Estados Unidos, Canadá y México del 2026.

"No tuvieron que convencerme de venir a la Selección de Uruguay. Mis fundamentos son dos: los jugadores que posee Uruguay y el destinatario del trabajo que es el ciudadano uruguayo", afirmó el rosarino en la conferencia de prensa de presentación junto con el presidente de la Asociación Uruguaya de Fútbol, Ignacio Alonso.

En la previa, Bielsa recibió una camiseta del seleccionado con su nombre y apellido y además un cuadro pintado al óleo con el estadio Centenario tomado desde una vista panorámica.

"En ese sentido, me tocó vivir una experiencia casual que tuvo un peso decisivo en mi decisión: un día vine un fin de semana a Montevideo y me terminé quedando dos meses. En eso, me tomé un colectivo público un lunes por la mañana, en un viaje de 45 minutos y se produjeron episodios que pusieron a prueba la civilidad de los viajeros y concluí con admiración al ver la generosidad de todos en ese contexto. Había respeto por todos. Ver los jugadores y la altura del ciudadano uruguayo me inclinaron", detalló con su facilidad de palabra habitual.

Bielsa asumió después de la salida de Diego Alonso con el que habló, según explicó, y cuando le preguntaron sobre el potencial fracaso de no ser campeón en la Copa América 2024 de los Estados Unidos se refirió: "no soy quién para determinar qué es un fracaso o un éxito. En los términos de la pregunta significa que lo definirá el orden en el que terminen los equipos en la tabla y es una forma contundente, pero para algunos no es la única. Los que perdemos con más frecuencia podemos discutirla y yo ya estoy cansado".

"Nunca seré de los entrenadores más importantes porque no me llamaron jamás para dirigir a los 20 equipos más grandes del mundo", ironizó.

El "Loco" llegará a Uruguay con dos ayudantes, dos analistas y un recuperador de lesiones. El rosarino se mostró dispuesto a sumar personas que ya trabajen en la AUF y faciliten el día a día, según informaron desde la prensa local. La AUF hará una inversión cercana a los US$ 4 millones anuales con la llegada de este cuerpo técnico.

Bielsa como entrenador estuvo en el Mundial 2002 de Corea-Japón con Argentina, del que se volvió en primera ronda, y luego tuvo su revancha con Chile en Sudáfrica 2010, certamen en el que quedó afuera en octavos de final ante Brasil (3-0).

"Uruguay es un equipo que puede fantasear con ganar un Mundial, porque es un equipo que tiene con qué", comentó el exDT de Leeds United de Inglaterra.

"Yo no he hablado con ellos, con cada uno. Creo que corresponde establecer un diálogo y un contacto, escuchar y ser escuchado y luego la inevitable tarea de decidir, si es que es necesario hacerlo, en un sentido o en el otro. No tengo una posición previa establecida y en el caso de los jugadores a los que hace referencia y que están claramente identificados por su edad, hablar sin haber hablado no sería prudente", explicó en relación a los futbolistas históricos como Luis Suárez, Edison Cavani y Fernando Muslera, entre otros.

El debut de Bielsa al frente de la "Celeste" será el miércoles 14 de junio contra la selección de Nicaragua, que está en la posición 140 del ranking FIFA, en el Centenario. Y el segundo encuentro será seis días después, el martes 20 de junio, frente a Cuba.

"En esta primera experiencia elegiré a aquellos que menos conozca. Para terminar de conocer a un jugador es necesaria la cercanía de un ciclo de entrenamientos. Utilizaré estos nueve días de junio para familiarizarme con los que menos conozco, menos he visto. Hay jugadores con los que, aunque uno no los haya dirigido, se disimula el mano a mano porque son tantas y tan frecuentes las veces en que se exponen y en que se los puede ver jugar que la profundización del análisis es natural", sostuvo.

"Hay otros que son menos visibles y seguramente será eso lo que más me determine en la construcción de la próxima convocatoria. Luego, la de setiembre será a todo o nada y se terminarán las evaluaciones", comentó.

Bielsa lleva un año sin estar al frente de un equipo desde su salida de Leeds en la Premier League tras una larga racha de malos resultados que lo dejaron cerca del descenso, que más tarde evitó con otro entrenador.

Por otro lado, Bielsa elogió a Oscar Washington Tabárez, entrenador histórico y con tres mundiales conducidos en Sudáfrica 2010, Brasil 2014 y Rusia 2018, y hasta se animó a decir que lo admiraba desde "siempre"

"Tengo mucho respeto por la forma en al que lo interpreta la profesión de entrenador", contó.

En relación al estilo de juego que se verá de Uruguay describió: "Imponer un estilo o forma de jugar es una combinación de las intenciones del entrenador. Se necesita un tiempo de desarrollo para que la conjugación de ese trabajo se cristalice. Los entrenadores no pueden actuar diferenciándose de lo que piensan y sienten. Voy a actuar de acuerdo a lo que pienso y siento".

"El procedimiento para lograrlo presenta dificultades porque el día que Uruguay juegue con Chile el equipo se va a reunir el martes y va a jugar el jueves. Si yo dijera que la obtención del estilo se va a construir en dos días, usted estaría en condiciones de descubrir que lo estoy engañando (...) Como la forma en la que siento el fútbol y con los jugadores que voy a contar, me permito creer que no va a ser una tarea tan dificultosa", cerró.