Racing se quedó con la Copa Revancha por penales, tras empatar por 0-0, en un partido jugado en el Estadio José María Minella.


Si bien quien manejó los hilos del partido durante el primer tiempo fue la Academia, el Rojo tuvo la primera acción, por medio de un remate de zurda de Diego Vera, bien controlado por Orión. En la vereda de enfrente, Lisandro López quedó mano a mano con Martín Campaña, quien empezó a erigir su figura desde temprano.

 

Al comienzo de la segunda parte haría su ingreso Nery Domínguez para debutar en el equipo de Ariel Holan. Sergio Vittor conectó un centro, pero nuevamente el arquero uruguayo, a dos metros de distancia de él, contuvo un remate dificilísimo.

 

La más clara de la segunda parte fue para Independiente, cuando Vera, nuevamente, se encontró con un rebote adentro del área, giró y definió al palo izquierdo de Agustín Orión. La pelota se fue besando el poste.

 

Luego, desde la pena máxima, el equipo de Cocca se quedó con el duelo por 8-7, luego de que Domingo Blanco y Domínguez fallaran sus tiros. Santiago Rosales marcó el decisivo y así, Racing festejó nuevamente.