Los tres equipos de la categoría World Tour Team (WTT) tomaron contacto con la naturaleza viva que rodea al dique de Ullum. Antes de partir, algunos aficionados se acercaron hasta el estacionamiento del hotel y mientras los directores de los conjuntos coordinaban los movimientos con los agentes de la policía que los acompañarían los ciclistas no tuvieron problema en posar para algunas fotos.

Los primeros en ascender el paredón fueron los hombres del equipo de los Emiratos Árabes, EAU Abu Dhabi, quienes lo hicieron formados de a dos y a muy buen ritmo.

Posteriormente quienes lo encararon fueron los cuatro ciclistas del conjunto más ganador de la temporada pasada, el Quick Steep-Floors. Sus auxilios preguntaron si había un final de etapa allí, porque entendían que era un lugar muy adecuado para que lo fuera.

Finalmente los que subieron hasta la cima fueron los seis integrantes del Bahrain Mérida, con Vincenzo Nibali como estandarte. La escuadra del principado de Bahrein fue la última en salir, aproximadamente a las 10,30. Hoy, como lo hará todos los días hasta el domingo, saldrán a recorrer otras rutas de la Vuelta.

 

Italo Mat-Dogo fue a la Difunta

 


Si existe una ruta que los ciclistas transitan durante la semana, especialmente cuando realizan la práctica de mayor ‘carga’ es la 141 que lleva hasta el paraje Difunta Correa. El trazado, exigente, con el ascenso a la Cuesta de las Vacas como mayor obstáculo, ayuda para, no sólo sumar kilómetros, sino también adquirir la fortaleza que necesitarán en carrera.

Para muchos, devotos, sirve para renovar la promesa de que ‘la Difuntita’ los cuide en cada una de las competencias que deben afrontar.

Ayer quienes fueron hasta Vallecito fueron los integrantes del continental bonaerense Italo Mat-Dogo, hoy lo harían los europeos que ya están en la provincia.