Sin dudas que la noticia de la denuncia presentada por Independiente en la que acusó a un jugador de inferiores del club de manejar una red de prostitución sacudió al mundo del fútbol. Ahora, a horas de conocerse la situación, surgen más detalles que siguen sorprendiendo.

Aparentemente habría sido uno de los menores involucrados quien se quebró frente a uno de los psicólogos del club y contó toda la historia. Según trascendió, el acusado reclutaba a menores dentro de las divisiones juveniles del equipo de Avellaneda y los empleaba con fines de explotación sexual.

Apenas enterados, en Independiente decidieron realizar la denuncia, cuestión que fue encabezada por Fernando Berón y Fernando Langenauer, responsables del fútbol juvenil y la pensión, respectivamente. La causa quedó radicada en la UFI número 4 de Avellaneda, a cargo de la fiscal María Soledad Garibaldi.