Tal cual adelantó DIARIO DE CUYO en su edición impresa de este martes, el ginecólogo acusado de abusos sexuales se abstuvo de declarar en Jáchal, departamento donde tiene dos denuncias en su contra y se habla de un caso más.

Carlos Martínez llegó al Norte pasadas las 9 en una movilidad policial sin logos oficiales. Allí, fue recibido por su abogado defensor jachallero José Torres, quien ratificó que su cliente no iba a declarar y explicó que recién ahora pudo tomar conocimiento de los hechos con una copia de las denuncias realizadas, por lo que empezará a trabajar en la estrategia de defensa.

Un dato curioso sobre la estadía de Martínez en Jáchal (ya regresó a Capital), fue que sobre la media mañana fue trasladado desde la Comisaría 21º al Juzgado por una escalera interna que conduce directamente al despacho de Oritja, contrariamente a lo que ocurrió con el traslado de un procesado de Iglesia (un DT de fútbol), a quien lo llevaron por las veredas del municipio ante toda la gente y esposado.

El ginecólogo tiene 12 denuncias que pesan en su contra por presunto abuso sexual (tiene otra más por fraude) contra pacientes: dos en el departamento del Norte y otras 10 en Capital. Su situación siguió complicándose ayer, ya que a las 7 denuncias por abuso realizadas la semana pasada (más una octava por una ligadura de trompas que no hizo) ayer sumó tres, incluida la de una chica que hoy tiene 17 años.