Un cabo primero de la policía de Tucumán fue asesinado este miércoles de un balazo en el pecho por dos delincuentes, uno de los cuales también resultó herido y detenido, que pretendieron robarle la moto en la que se movilizaba por la capital provincial.

El hecho ocurrió en el cruce de la calle Uruguay y República del Líbano, de Tucumán, cuando el policía Roberto Lucena, de 42 años, circulaba a bordo de su moto y fue sorprendido por delincuentes que lo amenazaron con armas para asaltarlo.

En ese momento, se cree que el policía pretendió resistirse y sacó su arma reglamentaria con la que efectuó disparos, pero recibió un balazo en el pecho y otro en el brazo y cayó gravemente herido.

El hombre fue auxiliado momentos después y fue trasladado al Hospital Avellaneda, donde finalmente murió.

Según informó la agencia Télam, minutos después un joven, que sería menor de edad, ingresó a la guardia del mismo hospital con una herida de bala y se sospecha que es uno de los delincuentes que atacó al cabo primero, por lo que se ordenó que quede internado en condición de aprehendido.

Los investigadores trabajan para obtener precisiones sobre lo sucedido, para lo cual se analizaba si existen cámaras de seguridad que pudieran haber captado el momento del tiroteo.

Se cree que joven detenido pertenece al Clan Acevedo, que está conformado por integrantes de una conocida familia de delincuentes que está involucrada en numerosos episodios de violencia.

Fuente: TN