En las últimas horas, la víctima de un robo corrió al delincuente, lo atrapó y lo entregó a la Policía, indicaron fuentes de la Comisaría 8va. Todo ocurrió en el barrio Santa Teresita, en Media Agua, Sarmiento. 

Fue un joven de 25 años quien dejó afuera de su casa una bicicleta sin traba tipo todo terreno, rodado 26, marca Tomaselli.

Al ingresar a la vivienda escuchó un grito que provenían desde la calle y al salir observó que su bicicleta no estaba. A los gritos pidió ayuda a sus vecinos, corrió al delincuente y pudo aprehenderlo. 

Finalmente, el ladrón, de 38 años del cual no trascendió la identidad, fue detenido acusado de presunto hurto en grado de tentativa y quedó a disposición de la UFI en turno.