Así quedó el auto siniestrado.
 

No fue una tragedia de milagro. Un accidente ocurrido este jueves por la mañana en Santa Lucía terminó con un auto derribando varias cosas hasta terminar contra una casa. El joven conductor venía de una fiesta y estaba borracho, según informó la policía.

Rebotó contra la pared que no terminó derribada.
 

El siniestro fue a las 6:35 de hoy, en calle Sarmiento 3259, poco antes de llegar a la popular Esquina del Sauce. Allí, el conductor de un Peugeot 307 perdió el control del vehículo, derribó un poste de luz, cruzó la vereda, arrancó una pérgola de una vivienda y acabó contra una pared de adobe.

Todo destrozado quedó el ingreso a la vivienda.
 

Por ese lugar transitaba un ciclista que, por centímetros, no fue impactado por el auto y cayó al pavimento del susto, sin sufrir lesiones, precisaron las fuentes.

Así quedó el frente de la vivienda donde fue a parar el auto.
 

Personal de la Comisaría 5ta de Santa Lucía identificó al conductor como Miguel Ignacio Solano, de 20 años de edad. Se le practicaron los estudios de rigor que determinar que tenía alcohol en sangre, por encima del permitido.

El poste de luz fue arrancado de cuajo.