Este mediodía se oficializó un hito para la Justicia sanjuanina: Adriana García Nieto juró como cortista, la primera en hacerlo en la provincia.

 

Entre los invitados, se destacaron Martha Raquel Corvalán y Lilia Ana Novillo, integrantes del Tribunal Superior de San Luis; y el mendocino Julio Gómez, cortista de la vecina provincia. Desde el regreso de la democracia, nunca la puesta en funciones de los altos funcionarios contaron con invitados foráneos.

 

 

 

García Nieto fue elegida la semana pasada por la Legislatura dentro de una terna integrada en su totalidad por mujeres.

 

"Para mí es un honor formar parte de la Corte Suprema de Justicia  de San Juan, como mujer y como profesional. Como mujer porque vengo a complementar esta mirada  integral de la que hemos hablado varias veces del ser humano que viene detrás del expediente, que se siente vulnerado en sus derechos y que necesita una respuesta. Como profesional porque es renovar el compromiso por el cual nos hemos capacitado", dijo tras la jura.