En la nota de renuncia al cargo de Ministro de la Corte de Justicia que presentó esta mañana, Juan Carlos Caballero Vidal aclaró que “continuará desempeñando sus funciones, con percepción de los haberes correspondientes, hasta que la ANSES comunique que le ha sido acordado el beneficio –de la jubilación- y la fecha en que comenzará a percibir el importe del beneficio”.

 

Y agregó que “solicita la aceptación de la renuncia en los términos planteados y que se le haga entrega de la documentación correspondiente para la continuidad del trámite jubilatorio”.

 

A continuación, el texto completo:

 

Al Sr Presidente

de la Corte de Justicia de San Juan

Dr. Adolfo Caballero

 

El que suscribe, Dr. Juan Carlos Caballero Vidal, D.N.I. número 7.942.036 se dirige a usted y por su digno Intermedio a quien corresponda, a efectos de presentar su renuncia condicionada al cargo de Ministro de la Corte de Justicia de San Juan, en los términos de los Decretos Nacionales N°. 8820/1962 y 902/1962, hasta tanto Ia A.N.Se.S. le comunique el otorgamiento del beneficio jubilatorio previsto en la Ley N° 24.018, de conformidad con lo convenido en el Acta Complementaria del Convenio de Transferencia del Sistema de Previsión Social de la provincia al Estado Nacional, suscripta el 15 de julio de 2008, aprobada por Decreto Nacional 193/2008 y por Ley Provincial N° 8118.

 

De acuerdo con lo manifestado, el suscripto continuará desempeñando sus funciones, con percepción de los haberes correspondientes hasta que la A.N.Se.S. comunique que le ha sido acordado el beneficio y la fecha en que comenzará a percibir el importe del beneficio.

 

A los fines que estime corresponder adjunta copia de la resolución de la A.N.Se.S. por la que se establece el derecho a la prestación solicitada, supeditada al cese definitivo.

 

Por lo expuesto, solicita la aceptación de la renuncia en los términos planteados y se le haga entrega de la documentación correspondiente para la continuidad del trámite jubilatorio.

 

Sin otro particular, saluda al Señor Presidente con atenta consideración y respeto.