Juan Carlos Caballero Vidal presentó esta mañana su renuncia como Ministro de la Corte de Justicia, luego de que el juez Federal Rago Gallo enviara un informe a la Cámara de Diputados para que se le inicie un juicio político en su contra. De esta manera, el magistrado evitó ser destituido de su cargo y perder los fueros. 

 

Ahora, ambos pedidos ingresarán a la Cámara: la renuncia y el pedido de juicio político. Los diputados serán los encargados de definir la suerte del cortista.

 

Si se le da curso a la dimisión de Caballero Vidal, no prosperará el pedido de Rago Gallo, por lo que evitaría el juicio político, pero no la investigación por los delitos de lesa humanidad.

 

Fuentes de la Cámara aseguraron que en cuestión de tiempos, no hay plazos definidos para tomar una decisión.