Luego de los inconvenientes producidos por el viento y la lluvia de este viernes a la noche, el show de Maná se canceló  y las autoridades provinciales decidieron  trasladarlo a este sábado. Los fanáticos de la banda mexicana podrán disfrutar de un show único a las 21 horas.

 

Frente a esto, los miembros de Maná aprovecharon su estadía en San Juan para ir a almorzar a un restaurante clásico de la provincia. El lugar elegido por la banda fue el comedor del Sirio Libanés, donde fueron vistos por otros comensales que no podían creer a quienes tenían ante sus ojos.

 

Maná, con personal del comedor

 

Marcelo González, propietario del lugar, contó a DIARIO DE CUYO todos los detalles del almuerzo que revolucionó a todo San Juan. Manifestó que un custodio llamó desde el Hotel del Bono y él les ofreció un salón privado o comer en el salón común. Les mandó fotos de ambos lugares y la respuesta fue contundente: "querían comer con la gente".

 

"Comieron de todo", dijo entre risas, sobre un almuerzo fuera de lo común que empezó a las 15. El menú para Fernando, el cantante de la banda fue merluza, con gaseosas cero y de postre panqueque de manzana acaramelada con zabayón y nueces, acompañado con un té de manzanilla.

 

Los integrantes, en la cocina del Sirio Libanés

 

El resto de la banda, disfrutaron de distintos platos y según dijo González, "quedaron encantados con la comida". El menú consistió en brochetas, pollo, ensaladas, milanesas y comidas sirio-libanesas. Al igual que Fernando, optaron por tomar gaseosas y agua. "A todo le agregan chile", agregó el propietario, refiriéndose a una salsa picante.

 

Los integrantes de Maná no disfrutaron solamente de buena comida, sino que también quedaron maravillados con el lugar. "Caminaron por el lugar, hicieron un recorrido por las instalaciones, sacaron fotos. Les encantó la arquitectura del lugar", dijo Marcelo.

 

 

Fernando optó por almorzar con su manager en una mesa privada y dejó en claro que "quería almorzar tranquilo. Pero cuando terminó de comer se sacó fotos con la gente que estaba almorzando", contó Marcelo y agregó que "el resto de los integrantes se sentaron todos juntos en una mesa del costado y se sacaron fotos con todos. Entraron a la cocina y se fotografiaron con nosotros".

 

Según contaron miembros de la banda, ellos querían hacer el show el viernes en la noche y lamentaron que por las condiciones climáticas fuese trasladado para este sábado.

 

El líder de la banda se retiró apenas finalizó su almuerzo, ya que debían realizar una prueba de sonido. El resto, parecía no tener apuros y a pesar de que Fernando ya no estaba ahí, optaron por disfrutar de un café y de charlas, entre risas.