Anoche, luego de un operativo realizado en una clínica privada ubicada sobre calle Catamarca al 430 Sur, Capital, efectivos policiales hallaron un aparato robado en 2011 del Hospital Rawson que ‘no estaba denunciado‘ y que cuesta entre 150.000 y 180.000 pesos. 

Por el hecho, el propietario está bajo sospecha. Se trata de Horacio de Arrascaeta, quien en 2014 fue detenido luego de que una mujer lo denunciara por intentar realizarle un aborto.

Según trascendió en ese momento, el médico declaró en la Justicia que intentó interrumpir el embarazo con fármacos, aclarando que esos medicamentos podían provocar el aborto o no. También habría dicho que ella sabía eso y que aceptó la práctica. Sin embargo, ante las cámaras De Arrascaeta señaló que sólo le iba a realizar una ecografía a la mujer de 35 años de edad y madre de dos hijas, y que así se lo manifestó al magistrado. 



El, en ese entonces jefe del área de Ecografía del Rawson, fue detenido el 2 de agosto de ese año en su consultorio de calle Aberastain y excarcelado días después.